Entradas

Fomentar la entrenabilidad

Una de las características que cada vez se tienen más en cuenta en la selección de personal, supongo que esto está influido por el auge del coaching, es lo que se ha denominado como ser entrenable. Es algo que puede que en empresa no se tuviera muy presente o por lo menos con ese nombre, pero para los que estamos en el mundo del deporte la entrenabilidad es una característica indispensable.

Que un jugador sea entrenable tiene diferentes matices y muchos de ellos están directamente relacionados con los valores personales de cada persona. Muchas veces se iguala la entrenabilidad con la capacidad de aprender, que es un aspecto indispensable. Pero esto se deja ahí, a ese nivel, sin bajarlo al nivel diario, a las actitudes y comportamientos habituales de la persona. Lo dejamos en la teoría, capacidad de aprender cómo si fuera un aspecto académico tradicional, pero no lo atendemos en la práctica, en esas acciones que vemos un día de entrenamiento o partido. Esos hábitos que nos muestran valores individuales que tienen incidencia sobre el aprendizaje.

IMG_8177

Aspectos a tener en cuenta pueden ser muchos y cada uno lo puede enfocar desde numerosos puntos de vista. Yo los voy a ligar a tres valores indispensables que considero que todo jugador que de verdad quiere llegar a aprender lo máximo posible en el deporte que practica debe tener y practicar de forma constante. Estos no son otros que compromiso, respeto y humildad. Habrá comportamientos que se mezclen entre los tres y, por supuesto, hay muchos más que se verán reflejados, pero estos probablemente son de los tres que más se nombran al tratar este tema.

Trabajando correctamente estos tres valores se puede influir sobre actitudes básicas como puede ser la puntualidad, escuchar con atención, la comunicación con el entrenador/a  o con los compañeros/as si se trata de un deporte de equipo, la honestidad con uno mismo y su entorno, la generosidad, la constancia, la flexibilidad, la iniciativa, el autocontrol, la paciencia, el optimismo, la creatividad, la empatía o el liderazgo.

Todos ellos aspectos importantísimos que podrían, y muchas veces deben, tratarse por sí solos en más de un caso. Pienso que una posible forma de actuar para mejorar esta indispensable capacidad y que los jugadores, principalmente los que están en edades de formación (aunque con este enfoque, esta nunca acaba), puedan ser cada vez más entrenables y desarrollarse individualmente formando su personalidad propia y única es esta. Crear la base de una pirámide (como la de John Wooden pero aplicada a este aspecto) con el compromiso, el respeto y la humildad, juntamente con otros dos valores básicos como son la curiosidad y la confianza. Una muy buena y sólida base sobre la que edificar, todo unido con la inteligencia emocional.

Estos valores que he mencionado están presentes en lo que se conoce como los valores del deporte. En esta ocasión, enfocados a algo concreto y siempre viendo cómo se pueden transmitir de la mejor forma posible, adaptada a cada deporte y a cada jugador, para que por lo menos reflexione sobre si los adopta o no, pero que los conozca, reconozca y valore.

Daniel Barreña

Coach deportivo y educativo

@dbarresi5

Mi formación como jugador

Como apasionado de la formación continua que soy, no deja de sorprenderme encontrarme con jugadores y jugadoras que se complacen con lo que ya conocen, saben o dominan en un momento concreto de su vida. Incluso algunos de estos, que entienden y llegan a ser conscientes que puede que en un futuro, próximo o lejano, necesiten una evolución de estos conocimientos o incorporar nuevos, no toman la decisión de hacer algo al respecto.

Las razones de esto son diversas y de muy diferente origen. No vamos a ocultar que los estímulos que reciban los jugadores y jugadoras de sus respectivos entornos familiares y deportivos tienen su peso en este proceso. Los entrenadores que hayan tenido también tienen su influencia en estos casos. Pero me voy a centrar en los propios jugadores.

Siendo claros, cuando afrontas un proceso de formación, debes estar dispuesto a pagar el precio que eso supone. No me refiero al precio económico, que también influye. Principalmente voy a hablar de dos: el tiempo y la certidumbre.

5ce57304fa30eb3922e7af0b3c7ad172

Todo proceso de mejora necesita de una inversión de tiempo por parte del que desea mejorar. Es algo de sentido común pero algunas veces no le damos el valor o peso cuando tomamos la decisión que después realmente tiene. Para poder mejorar, aprender, evolucionar, perfeccionar o como lo quieras llamar que te parezca más atractivo, vas a tener que dedicar una parte de tu tiempo a aquello en lo que quieras ser mejor. Esto es algo que por lo general todo el mundo tiene claro. Lo que no se tiene claro, aunque parezca mentira, es que entonces no tendré tiempo para otras cosas o que me tendré que organizar de otra forma. Esta es una de las razones más utilizadas como excusa para dejar un proceso de aprendizaje.

Pues sí, el tiempo del que disponemos es finito. No ya la vida sino las 24 horas que tiene el día. Pero hay tiempo de sobra para hacer lo que quieras si sabes organizarte y priorizar en cada momento. Habrá una parte que no dependa de ti pero otra si y en esa puedes actuar seguro (si no hay ninguna que dependa de ti, seguramente deberías hacer otro planteamiento).

Valoro mucho mi tiempo y pienso en él cada vez que deseo hacer algo, de lo más mínimo o insignificante o lo más complejo. Y esto lo ligo con la certidumbre. Cuando empiezo a leer desde el más pequeño artículo o libro o asisto a una formación lo primero que me planteo es si estoy preparado para que ataquen mi certidumbre sobre las cosas. Puede que atacar no guste a más de uno pero es una forma de entender mucho más extendida de lo que reconocemos cuando alguien se atreve a poner en duda alguna de nuestras creencias. Si en ese momento no me apetece plantearme nada, no lo hago. Valoro mi tiempo y mis creencias.

Pero cuando deseas aprender debes estar dispuesto a esto. No es fácil ver como se tambalea algo a lo que tú le das un valor. Incluso cuando buscas perfeccionar un movimiento concreto, esa duda surge y también te puede llevar a dejar el proceso de mejora.

Algunos lo reducen a la motivación y puede ser. Es cierto que cuando el objetivo planteado no centra tu atención, aparecen el resto de distractores o impulsos que te llevan a otros lados. Sobre esto no tengo dudas aunque tiendo a pensar que el origen es otro, es a lo que mi experiencia me ha llevado a pensar.

Este no es más que el plantearse el objetivo de una forma poco real o adaptada a la persona. Existen muchas fórmulas mágicas para plantearlos y no todas son válidas para todos. Lo que sí que pienso y defiendo es que es muy importante que este objetivo expresado se genere partiendo de unas expectativas realistas y se pueda dividir en mini objetivos que me ayuden a logran el gran objetivo. Esto me ayudará a gestionar la posible frustración en algún momento y a mantener la motivación centrándome en esos mini objetivos evitando que me atraigan otros estímulos puntuales.

27762951--644x362

En todo deporte hay ejemplos de deportistas que mejoran sin parar en sus prestaciones a lo largo de toda su carrera. Puede que uno de los más claros actualmente sea el de Felipe Reyes pero estoy seguro que se pueden encontrar en todos los deportes y a todos los niveles. Tener un modelo de formación continua, un referente, también ayuda y mucho.

Daniel Barreña

Coach deportivo y educativo

@dbarresi5

Amb ganes

“És curiós però com més entreno més sort tinc als partits”

Genial frase de Gary Player , ex-golfista professional, per començar un escrit que pretén animar a qui ho llegeixi.

Sóc en Pau, tinc 27 anys i visc a Barcelona. Actualment em trobo davant d’un dels majors reptes de la meva vida, un projecte personal. Com la resta d’amics i companys de la meva generació m’he trobat en una època en la que tot és complicat en el món professional. Tot i estar preparat, les oportunitats d’una bona feina són escasses i la motivació per altres és molt baixa. Davant d’aquesta situació he decidit emprendre un camí que no serà fàcil però segur que m’aportarà moltíssimes experiències.Start Straight for sun

Com en el bàsquet, a vegades enganxes una mala ratxa i les coses no et surten bé, però hi ha un element que mai pot faltar per tirar endavant , les ganes. S’han de fer les coses amb ganes, amb il·lusió, si no, en el món tant competitiu en el que estem se’ns menjaran. Està ple de bons jugadors.

Les ganes, tot i semblar que sigui fàcil tenir-les, hi ha moments que se’t van treien. Quan no veus resultats, quan es complica una planificació que tenies feta, un canvi de rumb… La mateixa sensació que tens quan falles varis tirs seguits en un partit. Aquests moments són els que et posen a prova, els que et fan veure si realment val la pena tot l’esforç que estàs fent. Has de ser capaç de tenir el cap fred, valorar la situació i tornar a carregar-te d’energia per aconseguir el teu objectiu.

Ets tu i només tu, ni els teus amics, ni la família, ni els companys d’equip, només tu, el responsable dels teus èxits i dels teus fracassos. Només tu saps si has posat les ganes suficients per jugar el partit. No sempre es guanyen els partits ni les lligues, però si entrenes i jugues amb ganes, donant-ho tot, et convertiràs en millor professional i adquiriràs valor per les teves capacitats i les teves experiències i, al final, acabaràs formant part d’un equip guanyador. Amb actitud i ganes passaràs a tenir més valor que altres professionals amb més talent, millor tir o més salt que tu.vaso medio lleno

Gestionar els bons moments és relativament fàcil ja que hi ha una predisposició general a seguir amb el bon ambient. Gestionar una mala ratxa és el que et fa aprendre, el que et permet no cometre l’error una altra vegada i el que et t’ensenya a optimitzar esforços en un futur. Com deia el bo d’en Michael Jordan “he fracassat una vegada rere l’altra a la meva vida i és per això que tinc èxit” i “puc acceptar el fracàs però no puc acceptar el no intentar-ho”.

Així que, si no esteu fent allò que us agrada us animo a fer-ho, i si ja esteu dedicant-vos a les vostres passions només m’atreveixo a donar-vos un consell, entreneu dur, treballeu les hores que siguin necessàries i mantingueu sempre les ganes.

Ens veiem per la vida i per les pistes.

Pau Gil Fornaguera

Co-Founder i Project Manager del 7dos.

www.7dos.org

També Jugador de Bàsquet 🙂