Entradas

Crea tu propio clima

¿Cuántas veces habéis escuchado algo parecido a esto? ¡Con este tiempo es normal que me sienta así! El tiempo atmosférico es uno de nuestros principales motivos para explicar nuestro comportamiento. Es cierto que algunos aspectos nos influyen, unos más que otros, pero la incidencia de estos también depende de otros como puede ser nuestro estado físico y mental. Estos detalles dotarán de mayor o menor certeza a esta excusa.

Pero muchas veces nos centramos en el clima meteorológico como si fuera el único clima capaz de tener influencia en nuestra conducta, en nuestra vida. Existen otros que pueden influirnos. Incluso me atrevería a decir que pueden incidir mucho más en nuestro día a día. Por eso es tan importante que cada uno aprenda a crearse su propio clima, aquella situación en la que cada uno puede vivir plenamente el momento presente y asumir como uno o una decida lo que allí ocurra.

sky-1379119_1280

Para ayudar a desarrollar el clima ideal de cada uno de nosotros existen diferentes métodos. Cada uno tiene que encontrar la forma de aplicar a su vida el método que decida. En algunos momentos, existe la tendencia a considerar que esto, ser capaz de generarte tu propio clima,  simplemente se consigue teniendo una buena actitud. Y además, hoy en día es muy fácil de encontrar ejemplos de todo tipo, esta actitud es fruto únicamente de tu decisión y por lo tanto si te la exiges ya está todo hecho.

Esto no es así. La actitud es una forma de ver el mundo. Nuestra forma de ver el mundo la construimos a partir de muchas cosas y no todas las decidimos nosotros ya que no decidimos toda la información que nos llega de nuestro entorno. Nuestras experiencias juegan un papel muy importante.

Por lo tanto, uno es capaz de escoger su actitud si sabe cómo hacerlo. En definitiva si en algún momento ha aprendido las herramientas que necesita para ello. De no ser así, por más que te la exijan o te la exijas será muy complicado adquirirla. Entre otros aspectos porqué en nuestras experiencias las emociones juegan un papel muy relevante en muchas ocasiones. Un papel que hace que puedan llegar a ganar a todos los razonamientos perfectos e ideales que queramos plantearnos.

Para que te puedas crear ese clima que tanto te agrada y que te hace disfrutar de la vida, necesitas herramientas que te permitan hacerlo. La gran mayoría ya las tienes pero puede que tengas que aprender a utilizarlas de otra forma. No te preocupes si esto te parece complicado, depende de tu cerebro y a este le encanta aprender.

Daniel Barreña

Coach deportivo y educativo

@dbarresi5

Cambia las gafas

“No cambian las cosas: cambiamos nosotros”Henry David Thoreau

¿En cuántas ocasiones nos hemos encontrado atascados en algo que no sabíamos cómo superar? ¿Y en cuántas de éstas ocasiones, cuando alguien nos ha dado su opinión sobre el tema, hemos tenido una idea para superar esa situación? ¿O cuantas veces hemos encontrado una solución después de un tiempo dándole vueltas que hemos pensado que la habíamos tenido delante de nuestras narices todo el tiempo y no la veíamos?

lentes_2-

¿Qué ha pasado para que algo que antes no veíamos ahora lo veamos claro? ¿Qué ha hecho esa otra persona para permitirnos llegar esa solución? La respuesta es bastante sencilla. Hemos mirado – o nos han hecho mirar – las cosas desde otro punto de vista diferente. Dicho de otra manera, hemos cambiado las “gafas” con las que mirábamos el problema.

Para ver las cosas de manera diferente la mejor solución es cambiar tu posición. Por ejemplo, si te paras delante de un coche verás el frontal, pero ¿le ves el maletero? ¿Y las puertas laterales? ¿Qué pasa si empiezas a moverte hacia un lado? ¿Verdad que empezamos a ver las puertas de un lado? Y si ahora nos ponemos en la parte trasera, ¿verdad que ahora le vemos el maletero? Habrá quien diga: si, le veo el maletero, pero ahora no le veo el morro. Cierto, pero allí es donde estabas antes, por lo tanto ya sabes lo que había allí. Pero acabas de descubrir lo que había detrás.

Otra alternativa es implicar a más gente en esa situación. Supongamos que tenemos una disputa con otra persona. Nosotros tenemos nuestro punto de vista, mientras que esa otra persona tendrá otro completamente opuesto (o eso creemos). ¿Pero sabemos lo que se ve desde fuera? ¿Le hemos preguntado a alguna persona imparcial que nos diga lo que se ve? ¿O incluso nos hemos planteado nosotros mismos ponernos en la piel de la otra persona o de esa persona neutral?

Por lo tanto, nos hallamos ante una herramienta para superar situaciones que se nos presentan en nuestro día a día. Es tan sencillo y tan complicado a la vez como mirar las cosas desde otra perspectiva. Cuantas más perspectivas diferentes logremos ver, más se asemejará la realidad a nuestra visión de la misma.

“No podemos solucionar problemas usando el mismo razonamiento que usamos cuando los creamos”Albert Einstein

Àlex Heras

Coach