El average, ¿reto o limitación?

Muchas competiciones de diversos deportes empiezan ahora o ya lo han hecho la segunda vuelta de sus respectivas ligas. Hasta este momento el average general o diferencia de puntos o goles realizados y encajados determina el orden clasificatorio en caso de empate a puntos o victorias. Pero ahora empezará a coger importancia el average particular entre los equipos.

Es extraño que exista un entrenador o un jugador que no tenga experiencias propias en este tema. Conseguir derrotar en la segunda vuelta a un rival directo que te ganó en la primera vuelta y hacerlo por más diferencia es una experiencia enriquecedora para todo deportista. No tengo la menor duda de que existen momentos en los que el hecho de superar una diferencia de puntos adversa se convierte en una motivación, un reto que te exige dar el máximo del global de tus capacidades para poder conseguirlo. No dudo que en esas circunstancias, el average particular (también el general, aunque hablaré más del particular) puede considerarse un reto enriquecedor. Incluso en casos en los que finalmente no se consiga ese objetivo. ¿Pero siempre es así?images

Hace unos años, me encontré con un amigo entrenador de baloncesto poco después de acabar nuestras respectivas temporadas competitivas. Lo que en aquel momento me explicó es la semilla de esta reflexión. No estaba contento con la temporada que había realizado su equipo, pese a problemas y excusas varias, estaba convencido que había dejado pasar una gran oportunidad de poder jugar fases de ascenso de categoría e incluso ascender y tenía especialmente una espina clavada: el basket average. No había conseguido darle la vuelta a ninguno en toda la segunda fase. Lo más llamativo es que en todos esos encuentros, hubo algún momento a lo largo del partido en que su equipo estuvo con average a favor, incluso en todos los partidos en los que la diferencia era superior a los 10 puntos o en partidos como visitante. Sin embargo, nunca consiguió concluir el partido con average a su favor e incluso hubo 4 partidos que acabó perdiendo. Ambos factores hicieron que se quedaran fuera de las fases de ascenso, empatados con el último clasificado para estas, uno de los equipos a los que no consiguieron darle la vuelta a la diferencia de la ida.

Darle la vuelta a la diferencia y ponerla a tu favor y perderla finalmente. Además de en el resultado pienso que también debemos fijarnos en el juego. ¿Cuántas veces hemos visto grandes remontadas con un juego atractivo, descarado, rápido y efectivo y al dar la vuelta al marcador ese juego desaparece y el equipo de la remontada  acaba perdiendo el partido? Lo mismo se puede aplicar a muchos casos en los que la diferencia de puntos suponga una diferencia clasificatoria. Pienso que en estos casos el reto se transforma en una limitación.

Una limitación que muy posiblemente se genere en las dudas, en el miedo, en el ¿y ahora qué? en unos casos y en otros también interviene un posible exceso de confianza o relajación al lograr el objetivo momentáneamente. En las remontadas muchas veces juega un papel importante la actitud de perdidos al rio, total como esto ya está perdido… y de repente no lo está… ¿seguimos jugando igual? Dudas, miedo. En el caso del average, aunque hay situaciones en las que también, existen otras variables.

Una es el factor tiempo. El entorno de una remontada se crea a lo largo del partido, pero conseguir un average general o superar uno particular se tiene en la cabeza en los entrenamientos previos e incluso puede darse el caso de tenerlo en la cabeza, no presente de forma constante, desde la conclusión del partido de ida. Este proceso previo favorece que al conseguirlo en un momento puntual del partido, pueda considerarse que el objetivo se ha cumplido y se produzca un descenso del rendimiento. Nos encontramos ante una situación que puede ayudarnos a dar el máximo de nosotros mismos pero que también puede producirnos un descenso de rendimiento en otras.

BezBJtzCYAAWNoH

Superar los retos no es algo fácil y siempre aparecerán sombras que se entrometan y intenten evitar que los superes. Una limitación de rendimiento puntual es comprensible y previsible. Y que yo sepa, ante la mayoría de cosas previsibles uno puede actuar y decidir cuánto dura esa limitación. Puedes prepararte para que cuando lleguen las puedas superar. Cuando las sombras aparecen al estar superando un reto, siempre hay que recordar que algo bueno has hecho ya. Ya estás en el buen camino. Bienvenidas las sombras y los miedos. Cualquier reto es superable. Una buena guía es la imagen aportada por Inspiras (@tu_inspiras) con tweets de Rafael Sansores (@sores25). Cada uno debe encontrar la forma en que superar los retos que se plantee y hacer frente a las limitaciones que se le presenten. Si la encuentras, tus opciones de conseguirlos se multiplican exponencialmente.

Daniel Barreña

Coach deportivo y educativo

@dbarresi5

Pas del jugador de categoria junior a sènior

Estem parlant d’un salt de categoria poc entès o poc compres pels entrenadors, és un pas molt important,  per l’evolució i maduració com a jugador.

L’evolució del jugador tindrà molt a veure en el camí triat quan acaba l’etapa junior, és una època de canvis constants en la seva vida, comença una majoria d’edat on hi ha dubtes i pors . I en el bàsquet passa el mateix, no només és el pas a una categoria superior sinó a una categoria on es trobaran gent molt més gran, molt més experimentada, molt més dura, molt més exigent i potser molt menys tolerant alhora d’acceptat els errors del “rookie”.629

En aquest pas el paper del entrenador és fonamental,  tenir un equilibri positiu/negatiu amb el jugador i al mateix temps no tallar les ales de la imaginació i creativitat a pista que et dona la virtut de ser el “petit” de l’equip. Aquesta ajuda s’ha de veure tan en els entrenaments com en els partits, minimitzant els aspectes negatius de cara als companys, i corregir-los parlant només amb el jugador en concret. D’aquesta manera aconseguim una millor integració al grup i un reconeixement de part de l’entrenador que transmet seguretat al jugador.

El vestuari pot ser complicat en molts casos i seria bo que l’entrenador parlés amb alguns jugadors experimentats de l’equip perquè recolzessin els joves i d’aquesta manera poder transmetre’ls-hi seguretat tan a fora com dins de la pista.

També un aspecte molt important serà el joc tan diferent que es trobarà al ser Sènior (depèn de la categoria en qüestió),  però en principi el joc serà més tàctic, en molts casos més lent i amb menys possibilitats de sentir-se còmode dins la pista; Ja que ve d’un joc molt més dinàmic i amb moltes més possibilitats de crear, on això també implica més possibilitats de perdre pilota i equivocar-se.  Haurà de memoritzat molt més, integrar una sèrie de jugades i per tan minimitzar els errors que depenent del entrenador el poden portar a la banqueta.  Hi ha moltes variables que el jugador en el seu primer any de majoria d’edat  haurà d’assumir i entendre per  poder comprendre el joc i poder integrar-se dins del grup.

El meu pensament d’aquest pas tan important es basa en el feedback de confiança entrenador/jugador. On l’evolució del jugador no es talli, pugui sentir-se còmode en el seu primer any de sènior i l’entrenador pugui treure un resultat positiu del talent i les capacitats d’aquest. El jugador també ha de tenir molt present que no serà un camí fàcil i ha de ser molt conscient que el primer any, no sempre jugar a una categoria de més nivell obtindrà més beneficis a nivell d’evolució i de créixer com a jugador.

En aquest pas des de casa també ha d’estar molt ben assessorat perquè no ens oblidem que un jugador amb 18 anys no deixa de ser un nen  i el seu procés de maduració necessita un recolzament,  ja que és vital per tal de triar un camí correcte en la seva evolució com a jugador i com a persona.

Per tan diríem que tot és un cercle que engloba 3 parts importants per el jugador: assessorament per part de familiars o gent experimentada,  integració al grup mitjançant jugadors claus i un entrenador de confiança que entengui les virtuts i els defectes de la seva joventut.

Víctor Carrasco

Entrenador de Bàsquet

Entre todos la mataron

A veces llega un momento en la vida en que tienes que dejar de esconder la cabeza debajo del ala y afrontar la realidad tal como es; ser capaz de mirar a las cosas de frente aún por mucho que te hieran, cara a cara, ser incluso capaz de escribir sobre ellas aún por muy dolorosas que te resulten. Éste es sin duda uno de esos momentos: sé que me va a costar, no saben cuánto, pero me dispongo a escribir sobre la crisis. Sobre la crisis en el seno de la ACB. Sobre el proceso de sucesión a la jefatura de esta Asociación de Clubes de Baloncesto (por otro nombre Liga Endesa) de nuestros desvelos, una sucesión de la que intenté mantenerme informativamente al margen mientras me fue posible (ya que estos temas A) me aburren, B) me hastían, C) me crispan y D) me deprimen profundamente) hasta que llegó el momento en que ya no pude darle la espalda por más tiempo. Una sucesión que (tal como se ha planteado) no es sino otro paso más en su imparable proceso de autodestrucción. Otro clavo más (y no menor) en el ataúd de la ACB.

logo-acbNo sé a quién le leí que si la ACB eligiera a su nuevo presidente ejecutivo sin definir previamente un proyecto cometería un grave error. Que el mecanismo tendría que ser exactamente al contrario, primero saber lo que se quiere y luego ya escoger a la persona adecuada para llevarlo a cabo. Ojalá, así debería de ser en un mundo perfecto, el problema es que ese mundo perfecto nos queda demasiado lejos. Reconozcámoslo, en nada se diferencia realmente la ACB de tantos otros estamentos de nuestro país: pedirles a nuestros clubes que establezcan un proyecto común es como pedirles a los vecinos de cualquier comunidad de propietarios que miren por el bien de su edificio y no por el suyo propio, o como pedirles a nuestros partidos políticos que se pongan de acuerdo en un proyecto de nación en lugar de pensar cada uno exclusivamente en sus intereses electorales. Es uno de los principales males que nos aquejan, solemos ser extremadamente individualistas y/o corporativos, por lo general no vemos más allá de nuestro propio ombligo y así nos va. Claro está, la ACB no habría de ser en modo alguno una excepción, un puto reino de taifas en el que cada club vela exclusivamente por sus propios intereses. No es ya que por un lado estén los que piensan en Europa y por el otro los que piensan en su supervivencia (que también), no es ya que haya dos o tres sectores muy claramente diferenciados sino que la cosa va aún un poco más allá, en realidad no hay tres grupúsculos sino dieciocho a razón de uno por equipo, a ver si votando a éste tendré más posibilidades de sacar tajada que votando a este otro, a ver si por elegir a un dirigente de por allá vamos a tener menos opciones los de acá. Provincianismo a tope.

Por supuesto que todo esto no es nuevo, lo que pasa es que ahora se nota más. Durante muchos años el (sucedáneo de) consenso en torno a la figura de Eduard Portela tapó todas estas divergencias, en realidad ya entonces eran todos de su padre y de su madre pero la presencia del pseudocomisionado hacía que no lo pareciera, lograba que viéramos a la ACB como un todo y no como una mera suma de las partes, si la cosa no marchaba le caían a él los palos como si fuera él la causa y no la consecuencia (una de ellas) de todos los males que aquejaban a la institución. Pero Portela aguantó mucho más de lo que hubiera sido razonable (quizá precisamente por esto, por el miedo a que se les viera el vacío tras su marcha) y la llegada de un presunto salvador como Agustí no hizo sino empeorar las cosas hasta límites insospechados. Hasta hoy. Hoy sería ya el momento de refundar y empezar de cero pero no teman, no caerá esa breva. Aquí eduardo-portela-apuesto-victoria-espana_1_874749entre reforma o ruptura siempre solemos decantarnos por la primera opción, somos así de cobardes, para qué cambiar de perro cuando podemos conformarnos con ponerle otro collar, para qué cambiarlo todo cuando podemos limitarnos a cambiar algo para que en el fondo todo siga exactamente igual. No, tampoco en esto se diferencia la ACB de tantos otros males que nos aquejan en este país. Tenemos lo que nos merecemos, también en baloncesto.

Así que todo lo que se nos ocurre es poner un parche, al parecer. Ya, pero… ¿cuál? Los medios de comunicación nos contaron que la short list quedó finalmente reducida a tres candidatos, no diré que a cuál peor porque no tengo elementos de juicio para decirlo, sí diré que así a priori ninguno de los tres me seduce en absoluto. Nos contaron que uno de ellos era Josep Maria Farràs, un señor a quien no tengo el placer de conocer pero de quien cuentan las crónicas que es (o era) Director de Deportes de TV3, conociendo como conozco a mis paisanos de por aquí abajo ya les digo yo que a alguien con ese currículum le van a mirar mal ya de entrada, aún por bueno que sea. Nos contaron que otro de ellos era Fernando Arcega, quizá el único de los tres que sepa que el balón es redondo y naranja y sea capaz de distinguir entre defensa individual y en zona, no olvidemos que durante buena parte de los ochenta y un poquito también de los noventa fue parte esencial de aquel CAI (Helios, Natwest, Amway) Zaragoza y a ratos también de nuestra selección nacional; y punto, es decir, no me consta que haya mantenido la vinculación con nuestro deporte durante estos últimos (pongamos) veinte años y aún menos me constan sus cualidades como gestor para hacer frente a un reto de tal calibre: todo lo que supe de él tras su retirada es que montó con su hermano José Ángel un negocio vitivinícola, Viña Arcega se llamaba (tampoco se quebraron mucho la cabeza con el nombre), sospecho que a día de hoy ya no debe existir dado el escaso fruto que se obtiene al guglearlo. Y nos contaron finalmente (last but not least) que el tercer candidato se llamaba Albert Soler, un sujeto que por sí solo merece párrafo aparte.1_254561042

Quizá no lo recuerden (o quizá nunca lo supieran, y tan felices que vivieron sin saberlo), pero Albert Soler fue Director General de Deportes durante un par de años a la vera de Jaime Lissavetzky, de tal manera que cuando allá por la primavera de 2011 éste aceptó el puesto de víctima propiciatoria en las elecciones municipales madrileñas de inmediato Albert Soler fue promocionado al siguiente nivel: Secretario de Estado para el Deporte, nada menos… pero eso sí, con fecha de caducidad, apenas seis meses. Tan corto espacio de tiempo parecía una invitación a no tocar casi nada (no fuera a romperlo), probablemente así fue en otros ámbitos pero en el ámbito del baloncesto desembarcó cual elefante en cacharrería. Le tocó mediar en el enésimo conflicto recurrente ACB/ABP, uno de un mediador esperaría la más estricta equidistancia pero él no se cortó un pelosi la ACB no protege al baloncesto español, yo sí lo haré, y podemos tener una liga sin extracomunitarios; que la ACB dice que a nivel europeo puede haber un club en España con sólo comunitarios, la ley lo acepta, pero la ley dice también que la decisión final es del CSD y si la ACB cree que éste es el modelo, yo también creo que podemos tener una ACB para proteger a los jugadores españoles y sin extracomunitarios (…) Si la ACB plantea restricción de españoles en la liga y que como efecto secundario la selección tenga un nivel bajo, pues no estamos de acuerdo (fin de la cita). Opinión muy respetable (aunque no necesariamente compartible) si la expresas a título particular o incluso a título de Secretario de Estado, pero que si la expresas a título de mediador como que canta un poco que antes de empezar a mediar ya hayas tomado partido de forma descarada por una de las partes en conflicto. Eso sí, la cosa del ultimátum le funcionó, en apenas unos días se llegó al acuerdo éste de los cupos, los criterios de formación y demás zarandajas que disfrutamos (¿?) actualmente. Y punto final, y si volvió a tener algo que ver con nuestro deporte a mí no me consta, y luego ya nunca más se supo. Hasta hoy.DSC_0348

¿De verdad que (puestos a escoger personas, y no proyectos) no había nada mejor en el mercado? ¿No habría sido infinitamente mejor alguien como Alfonso López que en su papel de responsable de marketing y/o comunicación (o similar) de Endesa fue acaso el principal culpable de que la Liga se llame hoy como se llama (y cobre una pasta por ello), un sujeto que en cierta entrevista en Tirando a Fallar dejó bien clara su pasión por este juego y cuyas capacidades como gestor parecen estar fuera de toda duda, un sujeto que (al parecer) la cagó en un tuit puntual y eso ya le obligó a autodescartarse para la carrera presidencial? ¿No habría sido infinitamente mejor alguien como José Luis Mateo que desde sus orígenes periodísticos en Gigantes ha desempeñado luego toda clase de puestos ejecutivos en Granada, Alicante o Santiago de Compostela, alguien a quien supongo que sus actuales responsabilidades obradoiristas son precisamente las que le descartan para el cargo en base a no sé qué estúpida norma que exige al menos dos años de desvinculación? ¿No habría sido infinitamente mejor incluso alguien como Pepe Chamorro, publicista de quien hasta hace apenas dos días ni siquiera conocía su existencia, pero que en una entrevista en el Gigantes de diciembre mostró bien a las claras que ama esta Liga y que además tiene ideas para mejorarla? ¿De verdad, tan difícil es encontrar a alguien que reúna dos características básicas, dos tan solo, no pido más, saber de qué va esto (y si además le gustara ya sería la leche) y tener las cualidades adecuadas para gestionarlo?

Todo lo cual ya da lo mismo, dado que tiene toda la pinta de que el próximo presidente ejecutivo de la ACB será sí o sí Albert Soler, de hecho ya anduvo cerca de serlo en aquella otra (presunta) asamblea de mediados de diciembre en la que los clubes (muy en su papel de reinos de taifas) prefirieron hacerse el harakiri y seguir pintando la mona (o mareando la perdiz, según el animal que se prefiera) otro mes más para pasmo y disfrute del resto de la población. Habemus Soler me temo, lo cual podría parecer (en base a lo que recordé hace dos párrafos) que será como poner al zorro a cuidar las gallinas, con perdón… o no, quién sabe. De hecho para saberlo nos bastaría con conocer su programa, saber qué piensa del actual estado de la Liga, cuáles son sus ideas para mejorarla y a qué medios piensa recurrir para llevarlas a cabo, nos bastaría con saberlo de él y de paso también de los restantes candidatos (si es que a día de hoy siguen siéndolo), cuáles son sus intenciones respecto al modelo de competición, los derechos de televisión, la generación de ingresos, la organización del calendario, la implantación social o la repercusión mediática de la ACB. Estaría bien saberlo pero a día de hoy nada se nos ha dicho al respecto (o acaso sí y yo no me haya enterado, que ya les dije al principio que anduve rehuyendo el tema), lo cual puede ser por tres razones: bien porque lo lleven en secreto, bien porque no consideren interesante contárnoslo o bien porque ni siquiera haya proyecto, ningún proyecto. Sólo personas, lo cual por otra parte encajaría perfectamente con otra de nuestras más acendradas tradiciones, por lo general no votamos programas electorales sino candidatos, de hecho el programa electoral es sólo eso que hacen para decir que lo tienen y luego poder incumplirlo. Sólo personas revoloteando alrededor del poder, candidatos, candidatables, lobistas, acólitos, aduladores, lameculos y demás egos desmedidos, presuntos seres humanos que ni se habrán parado a pensar qué pueden hacer por el baloncesto porque lo único que les importa es lo que el baloncesto pueda hacer por ellos. Si antes les dije que era un error elegir presidente sin definir previamente un proyecto, ahora la duda que me queda es que incluso después de elegir presidente llegue a haber siquiera un proyecto. El mundo al revés.

nba_a_adam-silver_mb_576Y sin embargo, de entre todas las cualidades de Albert Soler hay una que es quizá la única que a mí no me molesta en absoluto pero que en cambio a mis congéneres les trae a mal traer, hasta el punto de que no paran de expresar su indignación al respecto en los medios tanto más cuanto más ultramontanos sean: que es catalán, lo cual al parecer le convierte de inmediato en sospechoso. Hemos interiorizado de tal modo las corruptelas, los amiguismos, los complots, las conspiraciones y los mamoneos que ya para ver fantasmas ni siquiera necesitamos que aparezcan, ya empezamos a verlos antes incluso antes de que se asomen. David Stern (por poner un ejemplo) es neoyorquino y no recuerdo yo que en sus treinta años de Comisionado NBA se le haya acusado jamás de favorecer a los Knicks (que de haberlo hecho lo habría hecho fatal, visto como le ha ido a esa franquicia durante todo este tiempo); como neoyorquino es también (y reconocido fan de los Knicks desde crío, además) su próximo sustituto Adam Silver sin que me conste que en California, Texas, Oklahoma o Florida se haya expresado la más mínima preocupación al respecto. Como no me consta tampoco (sin ir más lejos) que en Rusia, Grecia o Turquía se hagan cruces por la procedencia del mandamás euroliguero Jordi Bertomeu (o tal vez sí, y aquí no nos llegue). Miren, a mí lo único que me podría preocupar (y me preocupa, de hecho) de Albert Soler es que tenga o no la capacidad para sacar a la ACB del pozo, todo lo demás se me da una higa, si es catalán como si es de Huesca, de Huelva, de Wisconsin, de Guanajuato o de la isla de Guam (si es que existe). Quién sabe, quizás esa podría ser la solución, nombrar un presidente de la ACB neozelandés (por ejemplo) para que así estuviera libre de toda sospecha. O ni por esas, seguro que aún así alguien saldría diciendo que Nueva Zelanda está muy cerca de Australia y que dado que uno de los grandes de nuestro baloncesto tuvo a dos australianos hasta fechas recientes está bien claro por quién habría de tomar partido. Créanme, no tenemos remedio.1247168605585NBAdn

Mencioné antes a Bertomeu, y no es que el susodicho sea precisamente mi ídolo ni que la Euroliga esté entre mis sueños más húmedos en materia de organización deportiva, pero las comparaciones son odiosas y ésta de puro odiosa resulta casi estremecedora. Lean la entrevista que se le hace en el Gigantes de diciembre, podrán estar de acuerdo o no con lo que allí se expresa pero al menos comprobarán que la Euroliga sabe a dónde va, que va dando pasos cortos pero firmes en esa dirección y tiene las ideas claras para lograrlo, y que además no anda sola sino que hay alguien al mando, alguien que te podrá gustar más menos pero que parece estar perfectamente capacitado para tal fin. ¿La ACB? La ACB se despeña sin rumbo ni piloto, sin remedio, la ACB es como aquella frase hecha que a veces decían nuestras abuelas, entre todos la mataron y ella sola se murió, un cadáver al que todo lo que se nos ocurre hacer es maquillarlo para que parezca que sigue vivo, podríamos resucitarlo o crear algo nuevo a partir de sus cenizas pero eso nos aterra, preferimos limitarnos a intentar (inútilmente) detener su caída, echarle el freno al féretro para que así parezca despeñarse a menor velocidad. Tarde o temprano se estrellará, y con él se habrá estrellado también todo nuestro baloncesto. Descanse en paz.

Jose Diaz

Vendiendo motos

Esta frase popular tiene un significado de sobras conocido. Se utiliza para referirse a las personas que engañan o mienten para lograr un beneficio y luego no se preocupan de hacer realidad lo dicho o prometido. A lo largo de la historia numerosas profesiones han basado su éxito en estas artimañas. Hoy día los principales que nos venden motos de forma constante son los políticos.

Por desgracia en el deporte también existen. Se suele decir que los principales son los managers o representantes de los jugadores. En según qué categoría es cierto. En otras los principales son los directores técnicos, coordinadores o entrenadores. Hay de todo en todos sitios y por suerte también hay gente honrada, con ética y valores.

Dos son las principales situaciones en las que estas personas realizan sus funciones. La primera es para poder fichar a un jugador o jugadora y la segunda para retenerlo en el club o equipo en cuestión. Dicho sea de paso, no tienen por qué estar relacionados y hay muchos que son capaces de fichar pero no de retener o al revés, por más que haya bastantes factores comunes en ambas.

El objetivo es fácil: decir, prometer, asegurar,…cualquier cosa más o menos creíble que pueda hacer que se consiga el objetivo y valerse de lo que sea necesario como capacidad o potencial económico (facilitar transporte) o deportivo (fichar por el nombre que tienes), la figura de alguien respetado en el deporte, la categoría, la zona,…, realzar el ego propio (contigo seremos….) o de los familiares (con su hijo daremos un salto de calidad que…) y un largo etcétera. También entran las clásicas promesas de promoción como que estarás en dinámica sénior o entrenarás y jugarás con tal equipo que compite en la misma categoría del equipo al que quieres ir y que además son mejores.

El problema es cuando todo esto se olvida una vez firmada la ficha al empezar la temporada. De inicio se mantienen las apariencias pero llega un momento en que todo queda al descubierto. Jugadores que se quedan en un club o fichan por uno pensando que también entrenarán y jugarán en el inmediatamente superior y se encuentran que ese equipo tiene 12 jugadores o que los horarios directamente se lo impiden, se encuentran jugando en unas posiciones que no les habían dicho, los servicios que tendrían no son tal y como les habían vendido, etc. Hay otras veces que las exigencias sobre esos jugadores se incrementan hasta que se crea un conflicto en alguna situación. Fácilmente, tarde o temprano, aparece una sensación de engaño bastante visible.

Todo esto podría desaparecer si simplemente todo el mundo tuviera presente que trata con personas. No estaría de más que los dirigentes correspondientes cortaran las alas a estos vendedores y dejaran de mirar los resultados deportivos (o en algún caso los miraran y valoraran si les merece la pena).

Para que esto sea posible, pienso que algo necesario es pensar en soluciones ganar/ganar. En estas situaciones suele predominar el pensamiento gano/pierdes (yo te ficho a un jugador, yo gano y tú pierdes), o al revés (intentas ficharme un jugador que puede ser clave para ti e incluso puede ser lo mejor para él, yo lo retengo a cualquier precio, tu pierdes y yo gano). Aunque pueda parecer lo mismo, no lo es. Los egos están por encima de todo. Muchos entrenadores cuando se enteran que un jugador quiere irse a un club o equipo mejor, si no es de los poderosos, se toman la noticia como algo personal y generalmente como una ofensa, con lo que he hecho por ti…

Por experiencia, se que comprendiendo al otro de forma racional y emocional y buscando soluciones en las que todos nos podamos sentir ganadores se llega a situaciones donde los aspectos positivos surgen de una realidad positiva provocando una sinergia que hace empequeñecer tus mayores aspiraciones, expectativas ante esta situación. Sea para fichar o para retener, aunque en este caso la palabra retener no es la adecuada, me parece que el deporte saldría ganando. Y entonces sí, podríamos estar orgullosos de estos valores deportivos en los que el bienestar de los deportistas y su progresión y evolución humano deportiva están por encima del resto de las cosas.

A Tona sempre fem pròrroga

“Competim SÍ, i després compartim amb l’altre equip passi el que passi durant el partit”

El Club Bàsquet Tona és un club petit que des de fa uns anys està creixent gràcies a la implicació de tots els que en formem part. Ha nascut i s’està cultivant un gran sentiment de pertinença, que fa que a totes hores vegis jugadors i entrenadors pel pavelló, sigui o no la seva hora d’entrenament, que el grup de Whattsapp bulli i que hi hagi ganes de fer coses. Però tenim inquietuds, no volem anar fent, ser només “normals” o fer el que fa tothom, volem crear, buscar altres formes de fer… necessitem trobar diferenciadors que ens identifiquin com a club. Això ens va fer pensar en reunir-nos entrenadors, coordinadors i president per co-crear els objectius del club per aquest any i saber quines eren les intencions del grup. Vam demanar creativitat, somni, màxims i  van sortir fites a assolir genials, molt motivadores. Quan ja acabava la reunió, l’aportació de l’últim grup, va produir un moment fantàstic de connexió. Desprès del típic: “bé, ja ho han dit tot”, van afegir “només hem pensat que podríem fer alguna cosa al final del partit conjuntament amb l’equip contrari, com si fos un tercer temps del Rugby”. Un silenci brutal. Ulls mirant a l’infinit. Connexió 100% amb la idea. Al gimnàs del pavelló i al final de la reunió, s’acabava d’exposar ALLÒ que fa temps que buscàvem: mostrar els valors d’esportivitat que desprèn el nostre club d’una forma que en bàsquet no es fa o no coneixem enlloc que es faci (innovació).IMG-20131024-WA0001

Calia posar nom a la iniciativa. De seguida en el grup de whatsapp va aparèixer “La Pròrroga” com a nom del moment i “A Tona sempre hi ha Pròrroga“ com a lema.

La teoria era genial, ara calia acció, treballar per fer-ho real. Així que després de posar-nos d’acord amb l’encarregat del pavelló i del bar, CASUALMENT estava tot preparat el mateix cap de setmana de la presentació dels equips, del debut a casa dels equips de Promoció i del Barça-Madrid de futbol (la casualitat té aquestes coses, no tot pot ser perfecte).

La preparació era simple una taula a fora la pista i tot de begudes. Al principi del partit, el nostre entrenador informava a l’equip contrari de la iniciativa i al final de cada partit, els nostres jugadors baixaven a la zona de “La Pròrroga” i servien als de l’equip contrari una beguda, amb la intenció que hi hagués un intercanvi d’experiències i es desenvolupés el valor de l’esportivitat.

pròrroga jugadorsEl cap de setmana va ser genial, en els equips més petits “La Pròrroga” no va ser potser com ens esperàvem, tot i que tots els equip vam compartir uns moments amb els contraris. Amb els més grans el Barça-Madrid i la manca d’experiència en “La Pròrroga” en els partits amb resultat ajustat van fer mal.  No va ser perfecte, però la il·lusió que aquesta iniciativa ha aportat al grup d’entrenadors i fins i tot al pares dels jugadors, ha fet créixer al club i fer-nos sentir que fem coses diferents, creatives, originals i que transmeten valors.

Aquesta setmana vinent tornarà a haver-hi tantes pròrrogues com partits al Municipal de Tona i segur que seran millors que les passades i pitjors que les que vindran.

Xevi López

Mestre d’Educació Física i Entrenador de Bàsquet

Baloncesto y emprender

Hace tiempo que mi amigo Dani Barreña me propuso escribir sobre un tema a libre elección relacionado con el baloncesto. AGRADECER que pensara que podría escribir algo que os resultara interesante. Después de estar meditando os hablaré del paralelismo que encuentro entre ser entrenador y emprender en un negocio.

1291387_10151850699634736_45750598_n Desde los 16 años he estado entrenando y a los 18 años después de acabar las prácticas de electrónica tomé la decisión que yo quería tomar decisiones al igual que hacia con el equipo que entrenaba. Quería ser “primer entrenador” en el mundo laboral y tomar mis propias decisiones, cometer mis propios errores para poder evolucionar hacia donde fuera capaz gracias al esfuerzo y al empeño que cada meta se puede conseguir focalizando los esfuerzos hacia la prioridad. El negocio que dirijo en la actualidad es un comercio de MUEBLES. La facturación año tras año la hemos incrementado así como los beneficios. He tenido que renunciar y apostar por lo que realmente creía. Tiene que haber pasión.

Cuando nos centramos en conseguir un objetivo debemos ser muy conscientes que las decisiones comportan consecuencias y por lo tanto renuncias a cosas que te gustarían pero que no son compatibles…el famoso “FOCO” y la “DISCIPLINA.”.  Yo considero la disciplina uno de los valores que marcan la diferencia en que una persona demuestre con su ACTIUD si realmente esta dispuesto o no en llegar a donde realmente se propone.

Recuerdo de los inicios como entrenador el compromiso que yo adquirí con cada uno de los miembros del grupo que formaba el equipo.  Con el primero que me comprometía era conmigo mismo ya que no podría exigir esfuerzos a ningún componente del grupo si yo no lo hacia. La experiencia me cambió la vida y estoy convencido que fue la “chispa” que removió el liderazgo que tengo dentro de mi cuerpo.

Al igual que como entrenadores –pedagogos nos provoca una satisfacción inexplicable ver la mejoría en el juego durante la temporada y esa autorrealización personal provoca la compensación a las renuncias que durante los 9-10 meses hemos ido haciendo…lo mismo pasa con una persona que decide emprender y toma sus decisiones en un negocio propio. El día a día plantea dificultades que sólo la persona que esta al frente lo sabe pero… ¡Qué bonito es ver crecer la semilla que vas regando en el día a día!

Dicen que la zona de confort es la toma de decisiones cómodas, las que difícilmente nos provocan mejora y crecimiento personal.

¿Crecimiento personal = dificultades? Literalmente no, pero si que le veo un paralelismo. Después de conseguir un objetivo que nos lleva hacia la meta no podemos permitir el estancamiento. Hemos asimilado un concepto-objetivo…pero debemos ir haciendo pasos pequeños y firmes hacia la meta que hemos dibujado y ello nos comportará un nuevo esfuerzo en ir por un camino con mayor dificultad. ¡Subimos de nivel! ¡NO PODEMOS ESTANCARNOS! Si cuando estamos en ese proceso de elevar y sentir el crecimiento personal no damos con la fórmula correcta…no es motivo para decaer y no creer que LO VAMOS A LOGRAR, la disciplina y el “FOCO” nos llevará a esa perseverancia para no decaer y conseguir.

Como entrenador tuve mis inicios  el BQ MARTINENC, alternando posteriormente con el SESE para acabar recalando con 19 años en el CB SANT JOSEP BADALONA.

Con 19 años estaba en un club donde iba a ver partidos de pequeño, allí jugaban como vinculados MUMBRÚ, OLIVER, CARLES MARCO… ¡Yo quería entrenar allí! Estaba empeñado en conseguir mi plaza como entrenador. Delante tenía entrenadores como: Raül Laita, Enric Cairó, Quim Solà…era un gran oportunidad para aprender. Tuve que esperar 3 años para la oportunidad de llevar un primer equipo de competición. Dentro del club lo hice lo mejor que supe y me sirvió para seguir creciendo como persona. La presión de saber que esperan un buen resultado con 22 años me hizo mejorar y trasladar al negocio mayores exigencias.

Estuve 6 años. Infantiles y cadetes y ayudante del sénior  con resultados deportivos como un subcampeonato de Catalunya o la final ganada contra el subcampeón de Francia por 2 puntos…pero lo que yo remarcaría es los valores que inculqué a mis jugadores…actualmente amigos. Cuando un entrenador toma decisiones honestas dirigir a un grupo es mucho más fácil.  Mi triunfo ha sido no modificar mi filosofía y mi línea de valores mediante la Humildad. Estoy Orgulloso de ellos.1167985_10151850649794736_1290243218_n

 Humildad…la grandeza de ser humilde, no por tener mejor coche, ni mejor piso, ni más dinero eres mejor que nadie.

Actualmente estoy entrenando al JÚNIOR de primer año del SESE, me han vuelto a dar la oportunidad de volver a las pistas de donde intentaré seguir aprendiendo para el día a día, para emprender y sentir mi inseparable AUTORREALIZACIÓN.

Debemos ser positivos, quedarnos con las cosas positivas que vamos PROVOCANDO para que sucedan y aprender a no cometer los mismos errores que hemos superado para evolucionar. Yo de mis clientes aprendo en el día a día igual que pasa con los jugadores.

En Octubre empezaré la representación, trabajo que compatibilizaré con el negocio que dirijo. Es un nuevo inicio hacia un reto, hacia un objetivo..visualizo una meta y la quiero conseguir, la voy a conseguir.

Como dice el genio de Xesco Espar “LA EXCELENCIA NO ES SUFUCIENTE”

Xavier Gutierrez

@xavierguti6

El bote en el Bloqueo Directo

Filosofía del gesto a realizar: El botador tiene que SACAR PROVECHO de una situación de superioridad numérica en un espacio reducido.

Para ello es básico…:

1.-Dominio de balón.

2.-Dominio del cuerpo/balón (ritmos, espacio, posición, etc.).

3.-Percepción-Decisión-Ejecución.

4.-Dotar al jugador de contenido táctico (leer más allá del 2c2 mientras se ejecuta el 2c2).

Ejercicios para el desarrollo del dominio de balón:

  1. Bote en V: Flexionados y con un balón haremos que el jugador haga botes en forma de V donde las consignas han de ser; el codo esta fijo y trabajo con la mano y el brazo extendido. Lo hacemos con las dos manos delante del cuerpo y a cada lado.
  •   Ganamos en amplitud (el balón lejos del cuerpo)
  •   Ganamos en Velocidad y fuerza de bote)
  1. Bote entre conos: Colocamos una fila de conos con poco espacio entre ellos y el jugador ha de ir avanzando por la fila de conos realizando cambios de mano o fintas en el espacio entre estos.
  •   Los pies no paran quietos, y avanzamos con los conos entre los pies.
  •   Nos desplazamos a un lado y a otro de los conos.
  •   Avanzo 2 conos , retrocedo uno.

Conceptos para la mejora del dominio del cuerpo/Pelota

  1. Separamos velocidad de pies y balón.

    Pies                                                       Balón

         Lentos

    Lento

          Rápidos

    Rápido

          Rápidos

    Lento

         Lentos

    Rápido

  2. Parar y arrancar.

Hemos puesto que hay que salir siempre rápido ya que el bote de ataque ha de ser fuerte y con la intención de rebasar.

  Llego                                                           Arranco

      Rápido

Rápido

    Lento

Rápido

  1. Colocar el balón y el cuerpo.
  • Boto en el sitio y el cuerpo se va en una dirección (doy pasos hacia una dirección)
  • El cuerpo se queda en el sitio y alejo el balón hacia una dirección distinta.
  • Boto en el sitio y pongo el cuerpo por delante del balón.

Estos conceptos van destinados a la capacidad de poder llevar el balón donde quiera y que mi coordinación no sea un aspecto limitante en la capacidad de ejecución. Se pueden desarrollar en cualquier tipo de ejercicio de 1c0.

 Percepción-Decisión-Ejecución

El Bd es una situación de 2c2 en un espacio reducido que busca una ventaja numérica para el ataque, dicho esto hay que poder leer como la defensa intenta neutralizar esta ventaja negando el avance del/la jugadora que bota o de la que hace la continuación.

EN tal caso hay un momento importantísimo para iniciar el proceso de Percepción- decisión-ejecución y es cuando entramos en el Bdirecto. Por esto es importante entrar en el Bdirecto con el balón en la mano, es decir arriba.

Defensas del BD ( las 5 que más veces nos encontraremos):

Defensa        Bote

2c1 Salgo de la trampa y lo convierto en 3c3, paso a la triangulación
Show Abro bote hacia afuera y ataco cuando deshacen el show, ataco con finta de bote o con cambio de mano
Show2 Si el interior sale muy separado de su compañero, rompo y ataco entre defensores
Fondo Sin dejar de atacar, juego con pies para atacar al interior
Push Pausa en el bote para cargar el tiro (ejecuto si defensor si queda, pongo balón al suelo si viene a taponar)
Cambio Pausa en el bote y acelero para romper al interior, o ganar ángulo de pase para interior

Estas son algunas de las propuestas, dependerá de las características de nuestros jugadores de como podemos sacar mas ventaja

Contenido Táctico (¿Dentro o Fuera?)

Una vez llegado al punto en el que estamos sacando provecho del Bdirecto y somos una amenaza real hacia la canasta, la defensa intentara ajustarse con ayudas y rotaciones más allá del 2c2 (las defensas antes mencionadas). Aquí entra la lectura del jugador para leer los espacios que el entrenador ha definido y como castigar estas ayudas con triangulaciones (un 3er jugador ocupa un espacio comprometido para la defensa con tal de seguir optando a anotar.

La mejora de esta capacidad la desarrollaremos con situaciones reducidas con desventaja para la defensa 3c2, 4c3, 4c4 en recuperación defensiva y deberemos señalar el foco de atención del jugador ya sea por scouting previo del rival (en senior) o por creación de hábitos del equipo (en formación)

Phoenix suns jugando Pick n Roll…

2006 Grecia vsUSA…

Bryant Dunston Olimpiakos

Borja San Miguel

@Borja_SMR

¿Y quién no ha tenido un fin de semana de ensueño?

Cuando hablé con Dani y me propuso escribir sobre éste tema, lo primero que me vino a la cabeza fue la final a 4 que tuve la suerte de disputar con la generación del 97 en categoría infantil la temporada 10/11. Obviamente Dani ya sabía lo que se hacía proponiéndome tal artículo.

Os pondré en situación: fin de semana de mayo, concretamente el 28 y 29, final a cuatro del campeonato de Catalunya Infantil. Localidad: Avinyó. Equipos participantes: FC Barcelona, Joventut de Badalona, 100×100 Avinyó y mi equipo CB Sant Josep de Badalona.FINAL A 4 CARTELL

Una final a cuatro es una competición especial y así lo intenté transmitir a mis jugadores la semana previa de entrenamientos. Veníamos de disputar la eliminatoria previa de cuartos de final contra el CB Sant Josep de Girona a doble partido, habiendo ganado los dos partidos con solvencia, sobretodo el segundo partido en nuestra pista con una diferencia de +35 puntos. Aquel partido lo considero el punto de inflexión, no por juego que ya llevábamos jornadas jugando muy bien, si no de confianza. El equipo adquirió la suficiente confianza como para hacer posible, lo imposible.

La semana anterior a la final a cuatro, mi staff consiguió que fuese diferente. Preparamos al equipo, aprovechando la dinámica de confianza, para afrontar el fin de semana en las mejores condiciones. La charla después del entreno del viernes (por cierto un entreno muy malo) fue, y resumiendo: “no tenemos ninguna presión, salimos a jugar, a disfrutar y a competir con el juego que hemos entrenado toda la temporada”.

Sábado 28: Convocamos a todos los jugadores para ver la primera semifinal Penya vs Avinyó. Como os he comentado la fase final se disputó en Avinyó, lo que nos permitió disfrutar de un “viajecito” en coche ameno. En mi coche viajábamos todo mi staff, mis dos ayudantes y la delegada, lo cual nos permitía preparar la previa del partido, escuchar el CD de música especialmente preparado para la final a 4, etc. Una vez en el campo compruebas el ambiente, y corroboras lo que dije al principio: UNA FINAL A 4 ES UNA COMPETICIÓN ESPECIAL. Es tan especial como que en la primera semifinal y contra todo pronóstico, Avinyó ganó a Penya, clasificándose para la final.

En aquel final de partido, mis jugadores estaban estirando en el fondo y les cambió la cara. La lógica les llevaba a pensar que Penya y Barça jugarían la final, Avinyó y nosotros el tercer y cuarto puesto para quien ganase se clasificara para el campeonato de España.

Igual que algún jugador de Barça (que también estaba estirando) celebraba que Penya no pasaba a la final y así tenían el quedar campeón más cerca; contestada dicha situación rápidamente por su entrenadora: “nosotros aún tenemos que jugar”. Pero la cara de mis jugadores era la que era, había que cambiar la sensación de “imposible”. La charla previa del partido en el vestuario y después de recordar lo técnico-táctico, les pregunté: “¿y por qué no?, porque no competir con confianza, disfrutando de nuestro juego, del ambiente. Salimos y hoy es nuestra final”.

Pues eso es lo que hicimos, disfrutamos compitiendo. El partido un sus minutos iniciales con los nervios por denominador común, pero a partir de ahí una gran defensa nuestra y acierto en el tiro exterior nos llevó a una máxima ventaja de +14. En el último periodo y gracias a una buena presión de Barça, recortaban distancias llegando  a ponerse a 2 puntos con tiros libre a favor y 2 segundos para acabar el partido. Aquí es donde muchos equipos  se dan por vencidos y piensan en la expresión “mucho nadar para morir en la orilla”. Aquel equipo es diferente, la cara de los jugadores de pista y banquillo indicaban que estaban preparados para lo que fuese. El jugador de Barça, metió el primer tiro libre y el segundo lo falló, nosotros bloqueamos el rebote a sus jugadores interiores. No cogimos el rebote pero si conseguimos que el jugador de Barça que lo cogió no tuviera un tiro claro y decidiera por hacer un pase hacia fuera y el jugador que recibió realizó un tiro a forzado y falló. ¡¡¡¡Éramos finalistas!!!! Lógicamente todo el banquillo saltó a la pista, mi ayudante saltó encima mio…una locura. El equipo hizo posible, lo imposible.

Domingo 29: La final se preveía difícil, ya que no habíamos ganado al Avinyó en ninguno de los 4 partidos precedentes. Convocados todos los jugadores para ver el tercer y cuarto puesto, que por cierto fue un drama, entre la Penya y el Barça, pero ésta es otra historia.

El calentamiento, gracias a mi staff, muy ameno, para restar tensión minutos antes de la final.

Charla pre-partido con las consignas muy claras: ellos tienen la presión, nosotros a divertirnos compitiendo con nuestro juego, el juego que nos ha llevado hasta la final.

El partido, fruto de la confianza general del equipo, fue con una dinámica tan favorable que en ningún momento vi el partido peligrar. Con cortas ventajas pero siempre a favor nuestro. Atacando contra individual o contra zona. Con toda la rotación disponible. Al final 73-63, y campeones de Catalunya. Una experiencia inolvidable, y como siempre digo, no solo por el resultado, sino también por el juego realizado.CAMPIONS

 Nunca olvidaré las caras de alegría de mis jugadores, de mi staff, de los padres, de los otros miembros del club (presidente, entrenadores, etc). Todo en ese fin de semana salió redondo, de ensueño.

Sergio Morales

Entrenador de baloncesto

Montando vídeos: Citas (II)

Hoy día las redes sociales nos permiten tener un acceso de una forma muy fácil a una gran cantidad de citas realizadas por persona importantes de la historia.

En este segundo post donde recojo las citas que utilicé en la elaboración de los vídeos confeccionados a los largo de la temporada 2012-2013 encontraréis diferentes estilos que se adaptaban a lo que pensaba que podía funcionar mejor para el equipo. Espero que esta variedad os sea de utilidad. Seguramente puedes encontrar una cita para cualquier momento de tu vida.andres-montes4-sin-autor

“Suenan tambores de guerra” Andrés Montes

“El arte de vencer se aprende en las derrotas” Simón Bolívar

“He fallado una y otra vez en mi vida, por eso he conseguido el éxito” Michael Jordan

“No te preguntes qué puede hacer por ti el equipo. Pregunta qué puedes hacer tú por él” Magic Johnson

“La única parte donde el éxito aparece antes que el trabajo es en el diccionario” Vidal Sasoon

“Si quieres llegar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina en grupo” Proverbio Africano.

“Correr, competir, lo llevo en la sangre, es parte de mi, es parte de mi vida” Ayrton Senna

“Las cosas suceden porqué crees en ellas y creer en las cosas hacen que sucedan” Frank Lloyd Wright

“Si crees que eres el mejor, ya no puedes mejorar. Si quieres ser el mejor, siempre debes hacerlo” Valentino Rossi

“No hay nada más estimulante que un caso donde todo va contra usted” Arthur Conan Doyle

“Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir” Walt Disney

“No te puedes poner ningún límite, no hay nada imposible” Usain Bolt

“La mayor gloria no es nunca caer, sino levantarse siempre” Nelson Mandela

“Si no te ves a ti mismo como un ganador, no puedes actuar como un ganador” Zig Ziglar

“ Si no es ahora, ¿entonces cuándo? Tony Robbins

Tal y como escribí en el último post de música, no descarto que con el tiempo añada más citas bajo este título u otro en el post. Ya se verá.

¡Espero que os hayan gustado!

Montando vídeos: Música (X)

Esta es la última entrega de los posts que recogen la música utilizada a lo largo de la temporada 2012-2013. No es casualidad que hoy cuelgue este post. Como entrenador hoy, igual que muchos, inicio la temporada 2013-2014 y me parecía una buena forma de hacerlo. Con total seguridad no realizaré tantos vídeos como en esta última.

Con las tres de hoy serán 30 el total de canciones que os he expuesto. De estas, 29 las escucharon los jugadores y una de ellas no llegaron a escucharla ya que finalmente ese vídeo no lo vieron.

Cuando empecé a pensar en música para los montajes me vinieron dos cosas a la cabeza: que gustaran a los jugadores y que a mí no me desagradaran. Una veces pesaba más una que la otra. También tenía que compensar un poco a la otra persona que hacía vídeos que solía utilizar canciones de un mismo estilo.

También es cierto que cuando pensaba en canciones pensaba en grupos como U2, The Killers, Coldplay o en David Guetta, por decir algunos. Pero curiosamente me acordaba de ellos cuando los vídeos ya estaban hechos y al final no escogí ninguna canción de estos grupos.

De las tres canciones de este post la primera es muy conocida y cuando la utilicé muy actual, la segunda es una canción que personalmente me encanta para hacer deporte y la tercera, no escuchada por los jugadores, encajaba muy bien con el vídeo al que acompañaba.

Macklemore & Ryan Lewis “Thirft Shop”

Foo Fighters “The Pretender”

Kanye West «Power»

Aquí concluye esta serie de posts de música, por ahora. No descarto que en un futuro se pueda alargar o recoja canciones bajo otro título. Considero que la música debe acompañarnos y que nos puede ayudar a muchas cosas, entre otras a cambiar estados de ánimo.

¡Disfrutad de la música!

Me adapto. Se adaptan

Gran parte de los entrenadores deportivos están a punto de comenzar, los que no lo hayan hecho ya, la temporada con sus respectivos grupos. Previamente han planificado la temporada. Ataque, defensa, reglamento interno, situaciones especiales…. Estás y muchas otras palabras están presentes en los entrenadores mientras escriben la planificación. Un gran porcentaje de ellos también tendrá presente el adaptarse a sus jugadores o jugadoras para crear la forma en la que su equipo jugará a lo largo de la temporada. Cuántos lo tendrán presente a lo largo de toda la temporada y lo respetaran al margen de los resultados es la incógnita. Pasar de me adapto a ellos a ellos se adaptan a mí, por desgracia, sigue siendo lo habitual.

Antes de continuar me gustaría aclarar que, aunque el escrito se basa en el ámbito deportivo, el tema tratado es totalmente adaptable a otros. A la gran mayoría diría yo. Lo único necesario para que sea aplicable es que existan relaciones humanas. No importa dónde se produzcan estas. Da igual que sea un campo de fútbol, una clase de un instituto o una oficina de una empresa. No hay que darle muchas vueltas para hacerlo encajar.

MouEl entrenador, como líder de un grupo, es el máximo responsable. Esto es lo que dice la teoría y con matices puntuales o no, es lo que ocurre en la gran mayoría de los casos. La forma en que ejerza ese liderazgo distinguirá a su grupo. Digo grupos y no digo equipos porqué es posible que el equipo no llegue a crearse a lo largo de una temporada y aunque alguno quiera engañarse pensando que el primer día de la pretemporada ya tiene el un equipo en sus manos, incluso aunque no haya habido cambios de personas de una temporada a otra, es falso.  Es un grupo y se convertirá en un equipo en función de muchas variables. Una de ellas, y en muchos casos la primordial, es el líder que hay al frente y como desarrolle su liderazgo ante el grupo.

Cuando planificas toda la teoría la tienes en la cabeza y es muy normal decir la famosa frase “me adaptaré a mis jugadores para desarrollar el juego que mejor se adapte a sus capacidades”. Esta frase ya tiene trampa por sí sola. Es una frase más centrada en el rendimiento actual que no en las posibilidades futuras. Incluso si la tienes presente a lo largo de la temporada, estás buscando únicamente el rendimiento inmediato no el facilitar el desarrollo de sus potencialidades. Aunque a veces pueda pasar o se pueda interpretar así.

Adaptarse de verdad es buscar la forma de potenciar el desarrollo de todas las capacidades que los jugadores tienen. Potenciar el desarrollo de todo su talento. Si esto es así, y entrenas en consonancia, lo más normal es que el juego que desarrolle el equipo sea diferente a principio y a final de temporada. Tendrá rasgos comunes, señales de identidad propias. Pero la expresión de talento, la parte impredecible del juego y que depende de la creatividad, la libertad en la toma de decisiones y el hábito de expresar esto con total confianza en sus posibilidades, tendrá mucha más presencia en el juego. Seguramente también los jugadores serán más felices.

Suele ocurrir lo contrario. Por lo general a lo largo de la temporada se desarrollan una serie de hábitos, esquemas predeterminados que van limitando estas expresiones de talento (hasta llegar a los momentos finales de los partidos). De forma gradual adaptamos el equipo a nuestros esquemas (en ocasiones también a los de los contrarios), la concepción que el entrenador tiene del juego: su baloncesto, su fútbol, su balonmano,…. Estoy seguro que en algún momento de nuestra carrera de entrenador lo hemos hecho todos, yo sí, por unos motivos o por otros, puede que no tuviéramos más opción… No juzgo, simplemente quiero que seamos conscientes de ello.

Error. El baloncesto, el fútbol, el balonmano y todos los deportes son de sus practicantes, los jugadores. Los entrenadores somos necesarios e imprescindibles (como árbitros, clubes, entorno de los jugadores, etc.) siempre y cuando nos dediquemos a lo que nos toca: favorecer el desarrollo de ese potencial. No hay fórmula mágica o yo no la conozco. Hay que estar dispuesto a aprender siempre y adaptarse. Cada jugador/a es distinto/a a otro/a y en un grupo tenemos tantas personalidades como personas lo forman. Sin eso, el grupo no pasa a ser equipo y en la gran mayoría de casos, el equipo es necesario e imprescindible para favorecer el desarrollo del talento.

Phil Kobe MichaelLas planificaciones deben ser flexibles en muchos aspectos y tener otros inmutables como tótems. Entre esos tótems no suele estar el adaptarse constantemente a los jugadores salvo para exprimir su rendimiento presente al máximo. Cierto es que parece que las cosas van mejorando en este aspecto y se ven brotes verdes, pero aún queda mucho por hacer.

¿Damos un paso adelante en esta temporada?

Montando vídeos: Música (IX)

Penúltima entrega de los vídeos utilizados en los montajes presentados al equipo de baloncesto donde ejercí funciones de entrenador en la temporada 2012-2013. Tres canciones que espero que ayuden a la gente a pasar el calor del verano y puede que también a inspirar a alguien para algún vídeo u otra cosa.

De las tres canciones de hoy, una es muy conocida, otra un clásico que pienso que ayudará a recordar tiempos pasados a más de uno y la tercera puede ser menos conocida pero la encontré un día buscando canciones y me pareció adecuada, además de qué me fue muy bien por su duración para un montaje concreto.

¡Espero que las disfrutéis!

Black Eyed Peas “Pump It”

Guns N’ Roses “Wellcome to the Jungle”

Awolnation “Burn it Down”