Los sueños son necesarios aunque les acompañen pesadillas

¡Qué bonito es tener sueños! Despertarse una mañana y, aunque no lo recuerdes, saber que has tenido un agradable sueño te hace afrontar el día distinto. Incluso, esas mañanas en las que eres consciente que has tenido un sueño pero también una pesadilla, aunque tampoco la recuerdes, son diferentes. Empiezan con más positivismo. Con una sonrisa tonta en la cara.

También existen otros sueños, los que tenemos cuando estamos despiertos. Y esos los tenemos todos. A nivel personal o profesional y de muy diverso tipo. Es más, sabemos que muchos de nuestros sueños son compartidos con otras personas. Incluso podemos saber que no todos lograremos hacerlos realidad.

Algo importante es saber de personas  que hayan logrado convertir el sueño en realidad. Esos modelos inspiradores nos pueden aportar foco de cómo hacer las cosas por ejemplo. En ocasiones, ni siquiera es necesario que esos modelos hayan cumplido el mismo sueño que uno tiene para que los tengas como referencia.

El deporte suele ser un gran banco de ejemplos de superación, de imposibles, de sueños hechos realidad tras mucho esfuerzo individual o colectivo. Sin lugar a dudas el Leicester City de Claudio Ranieri era, es una fuente de inspiración para muchos. Da igual el deporte que cada uno practique o siga, lo que lograron fue admirado por muchos.

Seguramente es por eso que la destitución de Ranieri ha conmovido a muchos, incluidas a personas que no lo estiman en demasía o de otros deportes. La pesadilla ha llegado meses después de que el sueño se convirtiera en realidad. Es lo que tiene el profesionalismo, como dicen muchos.

Al margen del final, lo importante es la huella que ese equipo, el trabajo de Claudio Ranieri durante esa temporada deja en muchos. Lograron hacer soñar a muchos y consiguieron que ese sueño se hiciera realidad.

Los sueños son necesarios en todos los ámbitos. Incluso en los sectores más profesionalizados que pueden convertirlos en pesadillas de una forma inusitadamente fácil. Pero esa energía que los sueños nos aportan no surge de ninguna otra forma. No será fácil que se hagan realidad y seguramente habrá decisiones difíciles e inconvenientes que lo dificultarán.

Pero sueña. Sueña y no pienses en las pesadillas, ya las gestionarás cuando lleguen. No sirve de nada preocuparse antes.

“Todos nuestros sueños pueden convertirse en realidad si tenemos la valentía de perseguirlos”

Walt Disney

Daniel Barreña

Coach deportivo y educativo

@dbarresi5

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *