Cambio de paradigma en minibasket

Después de 10 temporadas, volvía a entrenar en minibasket. Pese a que llevaba tiempo sin entrenar directamente, nunca he perdido el contacto del todo. Veía más de un partido cada temporada y hablaba con más de un entrenador. Pero es verdad que este año me he podido empapar mucho más de lo que hoy día existe en el minibasket.

Esta reflexión también se produce después de una corta conversación que tuve aproximadamente hace un mes con un informador arbitral, árbitro de reconocido prestigio que vino a observar al árbitro que dirigía mi partido. Transcribo una parte:

– Muchas gracias Dani por no comerte al árbitro por más que te ha dado opciones para hacerlo y ayudarle en todo lo que has podido.

– No hay de qué, es una de mis funciones como formador.

– Y sobre todo gracias por darle la mano al final del partido.

– Es lo mínimo y es lo habitual, ¿no?

– No. Te sorprendería cuántos entrenadores y entrenadoras de minibasket no lo hacen. Yo me sorprendía en octubre pero ahora en marzo ya no.

9ec5addc67447038d196a2fc30522c2d_XL

Esto me chocó e intercambiamos dos o tres frases más sobre el tema. Después pensando bien, al entrenar esta temporada en minibasket he visto más partidos de esta categoría, no me sorprendió tanto. Y es una auténtica pena.

Se ven jugadores que únicamente piensan en meter puntos sea como sea, con acciones técnicas mal realizadas y que cuando se lo comentan, en los casos en que eso pasa, claramente se ve que les da igual. Sólo les preocupa el resultado del partido y si este no es visible no paran de buscar como saberlo. En los casos en que los entrenadores no se lo dicen, preguntan directamente a la grada sin ningún inconveniente.

Se ven entrenadores que avanzan cuestiones tácticas impropias de la edad como son situaciones de mano a mano, bloqueos indirectos e incluso directos. La forma de dirigir los partidos está centrada exclusivamente en ganar no en que los jugadores y jugadoras mejoren. Aprietan de forma indiscriminada a los árbitros y la mayoría, si conocen el reglamento, se lo intentan saltar de cualquier forma, principalmente pidiendo tiempos muertos después de canasta recibida y si la mesa amateur no se lo da, protestan de tal forma que el árbitro al final para el partido por el escándalo. En ese momento no les concede el tiempo y cuando el juego se reanuda, anulan el tiempo. Ya han parado el partido. También están los que en su campo y con su mesa les van indicando cuando tienen que dejar correr el tiempo o pararlo en función del interés y los que camuflan zonas de todo tipo (aunque algunos ni las camuflan y se ofenden cuando se lo dicen).

Los árbitros que muchas veces se complican el partido con situaciones que podían ahorrarse como entrenadores con ficha de delegado que les montan un show minuto tras minuto. Normalmente, también ellos están en formación pero cuando se encuentran con entrenadores que les miran de ayudar, no son muy receptivos.

Las familias se merecerían unos cuantos artículos para ellas solas. Simplemente, muchas deberían verse en vídeo. Confío en que una mayoría reflexionaría. El resto, las que gritan a los contrarios, insultan a los árbitros y en general se olvidan de que un padre y una madre no dejan de ser un modelo para sus hijos, simplemente deberían no asistir a los partidos por el bien de sus hijos.

Es necesario y urgente un cambio de paradigma. Pasar de esa obsesión por el resultado a valorar el proceso de mejora y aprendizaje que se vive en el minibasket.

Entre todos nos estamos cargando el minibasket. Me incluyo porque todos somos responsables: jugadores/as, entrenadores/as, familias, clubs/colegios, federaciones. Todos de una forma o de otra hacemos que la realidad sea esa, también cuando vemos situaciones que no tocan y las catalogamos como normales.

Algo hay que hacer para que el minibasket vuelva a ser lo que toca. Un espacio de aprendizaje y disfrute máximo y que cuando esta etapa se acaba, haya jugadores en formación con una base deportiva, competitiva, técnica, táctica, coordinativa, etc. pero sobre todo una base humana que enriquezca al resto de categorías que a esos deportistas aún les queda por vivir.

Daniel Barreña

Coach deportivo y educativo

@dbarresi5

5 comentarios
  1. DIEGO C.
    DIEGO C. Dice:

    Yo como entrenador en partidos mini y premini eliminaría los tiempos muertos, solo permitiéndolos en campeonatos que haya series finales o parecidos .. Es más siempre al principio del encuentro trato de hablar con el árbitro y con el otro entrenador para ver lo que permitiremos y que no.. Y para si me interesa que a mí equipo le piten todos todos los pasos y arrancadas , y al otro todas las faltas personales y los campo atrás etc..

    Responder
  2. Daniel Barreña
    Daniel Barreña Dice:

    Expulsar padres/madres es complicado…se llega a hacer en momentos muy puntuales y generalmente por un exceso de violencia verbal en general. Lo que es más común es niños o niñas que se avergüenzan de lo que hacen sus padres en la grada e incluso he conocido jugadores que han pedido a sus familias que no vayan a los partidos (en determinados momentos puntuales).

    Responder
  3. Manel Casas
    Manel Casas Dice:

    Como bien dices al final Daniel, es responsabilidad de todos. Curiosamente, cuando algunos hemos intentado ejercer de directivos con un plan de formación en clubs de base, ha habido una corriente dispuesta a bloquearlo todo. Cuando hemos hecho propuestas a las federaciones, a los colegios de árbitros… la respuesta es casi siempre “¿Para que? si sólo vendrán aquellos que menos lo necesitan…”
    Uno vive haciendo el camino que cree que le enseña el deporte y en el caso que nos ocupa el basket formativo, al margen de que unos sigan o no. A ver si tarde o temprano vamos coincidiendo más en el tiempo y el modelo.

    Responder
  4. Eduardo
    Eduardo Dice:

    Totalmente de acuerdo en tu análisis.
    Llevo muchos años en minibasket
    En relación a cuestiones tácticas, yo creo que depende del nivel de tu equipo. Yo he hecho mano a mano con algún equipo y este año me es imposible
    Nunca bloqueos en estas edades.

    Respecto a los padres…..Sin comentarios. Es la dura realidad de cada semana.

    Tengo una teoría, el daño que hacen los Ctos de España , selecciones en estas edades.
    Todo el mundo va a competir para llegar a Cadiz.
    Te repito, muy buen artículo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *