Eternamente adolescentes

Probablemente todos somos conscientes de que la sociedad está cambiando. Hacia dónde se dirige es un tema tan amplio que necesitaría de un debate intenso y largo para no llegar a ninguna conclusión firme ya que todo dependerá, entre otras cosas, de la visión de cada uno respecto a la sociedad y a sus expectativas sobre ella.

Pero algo que sí es fácilmente observable es la presencia de cada vez más eternos adolescentes que parece que prolongan sin fin su etapa de instituto. En su mayoría se encuentran en edades comprendidas entre los 20 y 30 años, aunque también los hay con más edad. No se trata de los típicos cotillas de toda la vida. Se trata de gente que transforma  todo su entorno y todas sus relaciones, profesionales y personales, en un instituto perpetuo y todo funciona como tal.

Sin_asdasd3

Eso quiere decir entre otras cosas que la diferenciación entre lo personal y lo profesional es algo prácticamente inexistente. Toda crítica o consejo ya sea por un igual o por un superior, es visto como una imposición. Cumplen a nivel profesional si existe la supervisión y entienden la flexibilidad en el trabajo como un permiso para tomarse libertades que le hagan disminuir sus responsabilidades. Una frase típica es “no era obligatoria hacerlo, ¿no?” Por lo general entienden su trabajo como una obligación y pocos se apasionan. Buscan un espacio de poder y crear un grupo para poder ir haciendo visibles sus pensamientos y su forma de actuar e incluso llegar a mirar de imponer su punto de vista ante el resto. Si el resto se resiste a someterse con argumentos sólidos, entienden que es un ataque personal y, llega la peor parte. Empiezan los cuchicheos, rumores, sonrisas falsas, secretitos…

Podría seguir poniendo más ejemplos, pero estoy convencido que con los anteriores, vuestra memoria ya os habrá traído a la mente situaciones que habéis vivido. Es una mezcla entre trabajar rodeado de adolescentes con hipoteca o alquiler y la casa de Gran Hermano o uno de sus platós.

Qué hacer ante esto es complicado. Algunas de estas personas son personas inteligentes, no tienen porqué ser personas preparadas académicamente, pero sí que son capaces de plantearse aceptar otros argumentos de forma natural e incluso replantearse los suyos propios. Cierto es, que para que algunas de estas personas den este paso se las debe alejar de la presión del grupo. Con otras poco se puede hacer y es mejor armarse de paciencia. Puede que alguna situación de sus vidas les haga replantearse sus actos pero esto no es seguro por el simple hecho de que esta forma de actuar se extiende.

Es necesaria una reflexión social ante esto y que todos los estamentos colaboren. La educación es clave y también afianzar valores sociales que promuevan otros modelos. Cada etapa tiene su inicio y su fin y no deben ni anticiparse ni alargarse. De un sosegado paso entre ellas depende que una no colonice al resto e imponga su criterio.

Daniel Barreña

Coach deportivo y educativo

@dbarresi5

Penses que ho fas tot bé?

A la teva millor versió d’aquesta setmana et proposo la següent pregunta: actues com si ho sabessis tot? Penses que ho fas tot bé?

Doncs mira! Poder afirmar amb sinceritat que ni ho sabem tot, ni ho fem tot bé és la base d’un autèntic aprenentatge i de qualsevol tipus creixement personal.

llapis

El que passa és que avui sembla que més aviat el que s’estila és una actitud arrogant, exigent i orgullosa; i la humilitat, com actitud vital, és d’aquelles coses que no estan gens de moda. Sembla com si mostrar-se d’una manera humil sigui un símptoma d’apocament i de feblesa.

Et proposo avui tres idees que ens poden ajudar a situar-nos en aquest camí d’aprenentatge i de creixement:

  1. La primera, No tenir por a reconèixer els propis errors i limitacions.
  1. La segona, No buscar excuses fora de la pròpia responsabilitat. Evitar culpar els altres, els factors, les circumstàncies, l’educació rebuda, la família, la política, l’economia, el nostre caràcter…
  1. I en tercer lloc, Assumir les nostres responsabilitats amb totes les seves conseqüències i centrar-nos en allò que depèn de nosaltres.

Podeu trobar aquesta reflexió al següent enllaç del programa Fórmula Estel de Ràdio Estel (30:40- 37:00).

Albert Valldosera

Coach

El plaer d’una conversa

Quan un humà percep que connecta amb algú està podent gaudir, segurament, d’una de les més grans sensacions de les que podem prendre part al llarg de la nostra vida. Una forma ben fàcil de poder fer realitat aquesta connexió és a través d’una conversa.

Conversar amb una o més persones i formar part de forma activa i plena d’ella, és una d’aquelles activitats que a tota persona ens encisa i ens fa perdre la noció del temps d’una manera natural. La fluïdesa amb la que es desenvolupen aquests moments ens transporten a un estat anímic excepcional en el que la nostra atenció és plenament conscient en tot allò que es desenvolupa al voltant de les persones que participen, el que diuen i com ho diuen.

conversacion

Aquest estat extern també el portem al nostre interior. Fàcilment mantenint un diàleg intern molt més lliure de judicis i prejudicis que a d’altres situacions personals i individuals. D’aquesta manera, moltes vegades s’afavoreix el naixement d’algun pensament intern que pot posar en dubte alguna creença. Aquest pensament pot veure’s reforçat per la pròpia dinàmica de la conversa a la que es participa de forma directa o indirecta segons els desitjos de la pròpia persona. Ja sigui en aquell moment o posteriorment de manera més pausada i personal, aquest nou pensament contraposat a alguna creença, neix amb més força i pot variar, enriquir o canviar alguna. Això pot passar tant en creences limitants com en creences potenciadores.

Aquests moments de connexió i de comunicació natural amb la resta poden sorgir a qualsevol lloc i juntament amb el fet de que no pots controlar al 100% com evolucionarà, fa que siguin els dos aspectes que fan que les converses entre les persones siguin de les activitats humanes més enriquidores, més singulars. Per molt preparades que estiguin, si de veritat flueixen les paraules i les idees, fàcilment algun dels participants generarà una idea nova en aquell moment que pot donar pas a un gir inesperat dins la dinàmica conversacional que obri nous pensaments a la resta.

La conversa exigeix una actitud de participació màxima. No és tracta de parlar per parlar, és un grau superior. La participació en ella focalitza la teva atenció, la teva escolta, el teu raonament, les teves paraules, les teves emocions. D’aquí neix el plaer que perceps quan participes en una, de la teva implicació màxima, conscient i inconscient. De saber que has connectat d’una altra forma amb d’altres però també amb tu mateix. Connexions que revitalitzen i et fan créixer.

No ho dubtis. Conversa, pensa, sent i creix.

Daniel Barreña

Coach esportiu i educatiu

@dbarresi5

¿Para qué uso la pizarra en minibasket?

Recuerdo cuando empecé a entrenar y a ver multitud de partidos de diversas categorías para aprender y ser consciente de todo lo que me faltaba por aprender. Hoy día sigo haciéndolo y sigo siendo consciente de lo que me falta por mejorar. En todos estos años he visto muchos cambios a nivel de juego y dirección de partidos. Uno de los que más he apreciado ha sido la presencia cada vez en partidos con jugadores y jugadoras más pequeños de entrenadores armados con sus pizarras tácticas.

Una de las imágenes más curiosas se producen al solicitar un tiempo muerto en categorías minis (10-12 años) y preminis (8-10 años). El entrenador o la entrenadora cogiendo su pizarra y mirando a los jugadores como se acercan al banquillo, destapando el rotulador, preparando el discurso solucionador de problemas, si le hacen caso por supuesto. A partir de aquí existen diferentes estilos, pero abundan los que utilizan la pizarra para corregir aspectos de juego colectivos y como quiere que se juegue acto seguido. ¿De verdad es esto necesario y bueno para la evolución de los jugadores?

21002-pizarra-tacticas-reversible-baloncesto

Estoy a favor de un uso pedagógico de la pizarra. Comparto que a los jugadores de segundo año de mini se les puede dar a conocer una herramienta más que debe estar a su servicio para ayudarles. Pero seguramente se debería utilizar más en entrenamientos apoyando la explicación de algún ejercicio y de esta forma dar pie a que se fueran familiarizando con ella. Su uso en partidos debería ser para ayudar a explicar y reconocer situaciones que los hagan crecer individualmente y siempre de forma muy ocasional.

No estoy para nada a favor de uso para cuestiones colectivas en estas edades. Puede ser que hacia final de la temporada de mini de segundo año…en una situación puntual… para aportar y no para recriminar o corregir… Pero admito que me cuesta verlo.

Lo que sí que veo es a entrenadores que las utilizan para cohibir a sus jugadores y forzar el crecimiento del juego colectivo sin tener en cuenta si su equipo está preparado para ello. Vamos, entrenadores con ansias de demostrar que son futuros entrenadores profesionales y que sus jugadores y la progresión de estos está al servicio de su currículum como entrenador y ya.

Además, considero que este uso de la pizarra en niños y niñas tan pequeños puede convertirse en un obstáculo comunicativo que no ayudará a la conexión necesaria para el desarrollo de todos. La pizarra es fría y si la usas como medio principal de comunicación con tus jugadores, la comunicación también lo será.

Invito a los entrenadores de minibasket que la utilizan a que reflexionen sobre ello y que piensen alternativas comunicativas para transmitir lo que consideran que deben comunicar a sus equipos. Estas alternativas existen y estoy seguro que ayudan mucho más a que los jugadores y protagonistas del juego, cada día lo amen más y deseen aún con más ganas que llegue el próximo entrenamiento, el próximo partido.

Daniel Barreña

Coach deportivo y educativo

@dbarresi5

Rígido y convencional o flexible y original

Desde siempre me ha gustado leer libros. Supongo que como todos, he tenido momentos de prodigarme más en esta actividad y otros en los que casi no he leído ninguno. En los últimos tiempos me gusta leer cada vez más, casi diría que me apasiona.

Hace un tiempo leí un libro referencia para muchos. Se trata de Fluir (Flow) de Mihaly Csikszentmihalyi. Cuando lo leí me llamaron la atención diferentes puntos que en él se trataban, algunos los he aplicado a mi vida y otros, sin ser consciente de ello, ya formaban parte de ella. Hubo uno en concreto, que además de intentar aplicarlo en las distintas facetas de mi vida, he mirado de ir observando en las diferentes situaciones que vivo o me transmiten y poder así construir unas conclusiones más ricas. Se trata de la diferencia entre los conceptos convencional y original.

fluir-mihaly-csikszentmihalyi-trabalibros

El ejemplo que pone el libro para explicar esta diferencia es el siguiente que cito textualmente: “Mientras que un artista convencional pinta el lienzo sabiendo lo que quiere pintar y mantiene la intención original hasta que el trabaja está terminado, un artista original con igual entrenamiento técnico comienza teniendo en mente una meta indefinida, pero hondamente sentida, modifica el cuadro según los colores y las formas que emergen sobre el lienzo y acaba con un trabajo terminado que probablemente no se parecerá en nada a como empezó. Si el artista responde a sus sentimientos interiores, sabe lo que le gusta y lo que no le gusta, y presta atención a lo que sucede sobre el lienzo, seguramente hará un buen cuadro. Por otra parte, si mantiene su idea preconcebida de cómo debería ser la pintura, sin responder a las posibilidades sugeridas por las formas que se desarrollan ante él, la pintura probablemente sea mediocre”

¿Cuántas veces empezamos algo con un objetivo tan definido hasta el extremo que nos impide ver situaciones o aspectos que nos encontramos por el camino y que nos permitirían incluso obtener un resultado final mucho más rico o satisfactorio? La respuesta que yo he observado a esta pregunta es que esto nos pasa en demasiadas ocasiones. Definir un objetivo lo mejor posible nos ayuda mucho a hacerlo realidad. La ecología del mismo y poderlo dividir en pequeños objetivos o metas durante la consecución del mismo también. Pero no debemos olvidarnos de la flexibilidad para enriquecerlo.

Entrenadores que plantean un partido de una forma para ganar y no ven o saben ver opciones que surgen durante el partido para poder lograr el objetivo de otra forma, puede que más fácil. O que tienen las rotaciones de cambios predefinidas (al margen de que sean por aspectos conductuales) y  no las cambian pase lo que pase. Deportistas incapaces de ver diversos caminos en su mejora que les harían dar el salto que desean y que únicamente trabajan alguno muy específico o demasiado general, logrando o no lo deseado pero no a un nivel superior o que de verdad les haga marcar la diferencia en su deporte. Maestros o profesores que se preparan una clase y la dan pase lo que pase, siendo incapaces de aprovechar una oportunidad de enriquecer la experiencia de aprendizaje de los alumnos por algo que surge en el momento y que puede que se desvíe un poco del objetivo de la sesión o suponga destinarle más tiempo, pero que podría enriquecerlo a un nivel mucho más significativo para todo el grupo, profesor incluido. Personas que se plantean el día de una determinada forma para poder hacer multitud de actividades y que cuando piensan en ello por la noche, empiezan a ver alternativas que podían haber realizado y les hubiesen facilitado mucho todo el día.

ser_original¿Y todo esto por qué? Simplemente por ser poco flexible y limitar algo imprescindible para lograr cualquier cosa como es dirigir nuestro foco de atención. Nos centramos en exceso en algo muy concreto y esto nos impide ver algunas cosas con la suficiente perspectiva para poder enriquecer lo que hacemos. En otras ocasiones hemos creado un plan tan específico y que nos ha costado tanto que entendemos que todo lo que no está en él, es una amenaza. Más que un plan de acción, creamos un búnker que nos aísla de todo el mundo exterior ya que es una distracción.

De esta forma nuestras actividades, nuestros resultados no tienen ese plus que podían tener si al marcarme mi objetivo final y mis objetivos intermedios analizara de forma constante todo lo que está pasando y que seguramente escapa de mi control. Detectaría situaciones que me enriquecerían y que me acercarían a poder construir y generar de forma original, marcando la diferencia. La flexibilidad me ayuda a crear de forma más personal e implicada conmigo mismo consiguiendo así ser original para mi propia vida.

Daniel Barreña

Coach deportivo y educativo

@dbarresi5

Vivim en una societat adormida

En aquest cas no estic utilitzant cap doble sentit, és absolutament literal. Estem envoltats de gent adormida per tot arreu on anem i això ens hauria de fer pensar a tots. Aquest fet arriba a tal punt i és tant general que moltes vegades ni el percebem. Està tant integrat en el nostre dia a dia, que no ens és estrany que un nen de tercer de primària s’adormi a les 10 del matí o que la gent dormi al metro al matí o a la tarda.

adormida

Cada curs que passa les escoles i instituts es troben que més alumnes arriben tard. En el cas dels més petits són les famílies les que s’adormen moltes vegades. Quan comencen a créixer això generalment encara es fa més pronunciat. Al marge del casos en els quals s’arriba tard per altres motius, el fet d’haver-se llevat a corre cuita ja que no s’havia sentit el despertador o la persona que et despertava s’ha despistat, és el més normal. I això es veu posteriorment a les classes fàcilment. També et trobes el cas contrari, nens i nenes que s’adormen al llarg del dia perquè els fan llevar-se molt més d’hora del que seria necessari per arribar a escola.

Però hi ha un cas que els darrers anys està creixent força ràpidament. Són els nens i nenes que van a dormir molt tard. Aquest fet a l’adolescència ja es dispara d’una forma que en molts casos és alarmant. Motius sempre n’hi ha, alguns fins i tot poden tenir una argumentació que podríem compartir en general. Tot i això, no ens enganyem, en general són excuses que volen tapar la deixadesa d’algunes famílies o la poca importància que li donem a una activitat molt important de la nostra vida com és dormir.

Hi ha molts estudis que parlen de la qualitat de la son dels adults i del temps que hi dediquem. En general tots arriben a la conclusió de què cada cop el percentatge de gent que no dorm amb un mínim de qualitat i de quantitat puja. El tema de la quantitat és complicat ja que depèn molt de cada persona, però tots necessitem dormir amb un mínim de qualitat.

Els dies laborals moltes persones allarguen les hores d’activitat tot el que poden i més. En general a causa del horaris laborals que després els deixen el temps just per la resta d’activitats. Al marge del component de planificació personal que aquí té el seu pes, els aspectes no controlables de la feina de cadascú condicionen i obliguen a prioritzar les activitats per poder arribar a tot el que s’ha de fer (o això pensem). Una forma habitual de compensar tot això és restant hores de son. Molta gent té una clara descompensació entre la qualitat i quantitat d’hores que dorm els dies laborals i les dels dies no laborals, aspecte que afecta el primer i segon dia laboral principalment. També afecta a les relacions personals i professionals més del que molts es pensen.

La societat ha de fer un replantejament important en quan a horaris. Les noves tecnologies han de ser un valuós aliat perquè puguem reduir el temps d’algunes activitats al incrementar la qualitat de les mateixes. Tots som conscients de com ens trobem quan dormim bé, els beneficis que això té en tot el que fem, ja no diré res de com es beneficia la nostra salut. El nostre cervell ho necessita. Ho necessitem per poder viure al màxim la nostra vida.

Segur que si visquéssim a una societat desperta aquesta seria molt diferent i podríem ser més exigents també amb els que s’aprofiten del nostre cervell adormit per mirar de manipular-nos. Despertem-nos doncs, tots en sortirem guanyant. Bé, potser no tots …

Daniel Barreña

Coach esportiu i educatiu

@dbarresi5