¡AYUDA!

Las clases de educación física en primaria se basan en juegos mediante los que se trabajan todos los contenidos, objetivos, competencias, valores,…a experimentar, conocer, lograr, adoptar, aplicar…por parte del alumnado. Existen multitud de juegos y posibilidades infinitas de variantes que puedes aplicar para adaptarte a las características individuales de tus alumnos y que estos puedan tener una experiencia lo más rica posible.

Personalmente tiendo  a trabajar con una base de juegos adaptada a cada nivel y que también puedo adaptar fácilmente a todas las características de mis alumnos. A partir de ahí entre todos (propuestas mías y de ellos/as) vamos creando variantes que nos permiten trabajar cada vez más aspectos. Con estos juegos base y sus variantes y todo el resto de actividades y juegos necesarios para mostrar y trabajar todo el abanico de aspectos a experimentar en primaria, suelo conseguir unas clases que funcionan con un ritmo ágil y una alta implicación por parte de los protagonistas: los niños y las niñas.

Desde el curso pasado he añadido un nuevo juego a este repertorio base y que utilizo a partir del tercer trimestre de tercero de primaria. El juego se llama ¡AYUDA!pilla_pilla

La base del juego y su inicio es el clásico Pilla Pilla. Uno persigue al resto. Cuando consigue tocar a alguien, los tocados se dirigen al lado izquierdo del maestro que se encuentra en un punto fuera del campo de juego (suelo colocarme entre fuera de la pista y entre las dos mitades del campo) y esperan allí. Cuando el perseguidor lo considera oportuno pide ayuda gritándolo y añadiendo el nombre del maestro (en este caso: ¡AYUDA DANI!). En ese momento el primer tocado que se encuentra a la izquierda del maestro vuelve a entrar en juego y se une a su compañero en el objetivo de tocar al resto. El maestro responde a la petición de ayuda con un “Ayuda….” (más el nombre del que entra).Ahora pillan dos. El que acaba de entrar es el único que podrá pedir ayuda en la próxima ocasión. Así de forma sucesiva hasta que todos sean tocados (suelo acabar el juego cuando queda una persona por pillar).

A este simple juego le aplico diversas variantes. La primera y más utilizada son las limitaciones de espacio. El juego suele empezar desarrollándose en media pista. En algún momento o en función de quién o cuántos pillen se pasa a toda la pista e incluso a todo el patio o patios en función del espacio disponible u objetivos a trabajar. Esto recuerda u obliga a los que pillan a pedir ayuda y a colaborar entre sí para conseguir el objetivo.

Otras variantes son: todos llevan una pelota y van botando, todo el mundo va en parejas y cogidos de la mano, variar la forma de desplazamiento de una de las dos partes (sin mover brazos o brazos arriba por ejemplo), dificultar la forma de comunicarse entre los que pillan incluso para pedir ayuda (trabajar la comunicación no verbal), que establezcan criterios para escoger los objetivos para ser tocados (ahora alguien de azul, alguien rápido, número par e impar de la lista de la clase), etc.

Con este juego se trabajan muchos aspectos pero seguramente dos me llaman más la atención. El primero es el paso de un juego individual a uno colectivo, colaborativo y cooperativo. Este aprendizaje se transfiere muy fácilmente posteriormente a otros juegos colaborativos. El segundo es como ven y entienden que algo tan sencillo como el Pilla Pilla se puede cambiar y llegar a ser algo totalmente diferente, una evolución que no para y no tiene límite, y que pese a ser cada vez más complejo lo siguen entendiendo como algo sencillo ya que no deja de ser el Pilla Pilla.

Seguiré buscando, experimentando, escuchando y poniendo en práctica sus sugerencias en este y otros juegos y aprendiendo como enriquecer algo simple para hacerlo complejo pero que siga pareciendo simple aplicando multitud de aspectos que incorporan, aplican y reflexionan mientras los experimentan y se divierten.

Daniel Barreña

Coach deportivo y educativo

@dbarresi5

2 comentarios
  1. Juan Mena Carrillo
    Juan Mena Carrillo Dice:

    El baloncesto es un juego deportivo
    que engancha. Favorece el aprendi-
    zaje cooperativo y la interacción so-
    cial noble y competitiva. Permite es-
    tablecer amistades y por consiguien-
    las discusiones reflexivas para infe-
    rir el correcto razonamiento. Sobre
    todo en galas de Eventos y gastrono-
    mía familiarm
    “Don Gil de los Brotes Verdes”
    “Aquél cuya inserción laboral en
    Seat fue truncada por unos misera-
    bles de CCOO y otros infames radi-
    cales de los que conocen bien :
    Amando de Miguel y Federico Jimé-
    nez Losantos.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Pilla Pilla y una de sus posibles evoluciones ya tienen su post en el blog. Pero el juego de siempre te facilita muchas opciones por sí mismo. Simplemente variando el […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *