¿Disciplina? Siempre, pero con sentido común

La disciplina es algo que va implícito en el deporte, y más en el caso de deportes de equipo, por respeto a los demás compañeros principalmente.

Estamos todos de acuerdo que hay que tener una disciplina en cada equipo, pero ésta debe estar consensuada siempre con el club. El club es  quien marca los criterios a seguir. Cada equipo puede tener sus particularidades y quizás el club tiene que adaptar algunas normas según el equipo. La comunicación entre entrenador y su persona de contacto en el club es esencial. Una segunda opinión de una persona experta nos aportará mucho, coincidamos o no con ella.

Un error muy común que cometemos muchos entrenadores es que, a veces por ganas de dejar nuestro sello personal, tomamos decisiones sin consultar. El club nos respaldará siempre si vamos en la línea que se marca desde la Dirección Técnica o Coordinación.

Al final hay que aceptar que somos parte de un club, parte de la evolución de un jugador. Eso, ya nos debe enorgullecer por sí mismo.la foto 2

En el caso concreto del baloncesto, a veces vemos que se  deja sin jugar a un jugador porque no ha entrenado aquella semana.  Habitualmente ocurre en los equipos de niños más pequeños, pero los adultos tampoco se libran de este hecho.

Los motivos por no asistir al entreno son varios: acudir a un cumpleaños de un amigo, estar cansado por estar todo el día de excursión, deberes o exámenes, enfermedad o lesión…

Es cierto, que en equipos de formación existe la posibilidad de ser hasta 15 jugadores pudiendo sólo 12 jugar un partido. Siendo así,  tenemos que organizar una rotación justa para que todos los niños descansen. En este caso, sería comprensible que un niño que no vaya a entrenar sea el que descanse.

En los demás casos que son equipos formados por 12 jugadores, o menos, el dejar sin jugar a un niño creo que debe medirse muy bien desde el club.

Lo primero es que el club debe hacer una reunión con los padres que se incorporan al club, normalmente el premini, y explicarles la importancia de la asistencia a los entrenos y partidos ya que perjudican a los demás miembros del equipo.

Los jugadores deben organizarse  para poder atender a sus deberes y estudios, y asistir a hacer su deporte (es cierto, que como he dicho antes, no es lo mismo un jugador que tiene un examen de bachillerato que un niño de 3º de primaria). Si un niño ese día está cansado, por venir de una excursión por ejemplo, debería ir a entrenar y comentárselo al entrenador para que éste lo tenga en cuenta. En el caso de los cumpleaños, que a los más pequeños les hace mucha ilusión, seguro que pueden hacer las dos cosas ya que éstos suelen durar unas 3 horas y el entreno máximo hora y media. Si hace falta que salgan un poco antes tampoco debería ser un problema.

yo_vivo_para_jugar_basketball_mousepad-r3b3bdf5c47664d1b81b61270bfc51393_x74vi_8byvr_512Sin embargo, el caso más común de todos es que los niños suelen faltar a entreno por lesión o enfermedad. Para mi ante esta situación no se debería nunca dejar al niño sin jugar. A veces un niño que lunes y miércoles no ha PODIDO ir a entrenar por enfermedad, se recupera y va a entrenar el viernes; y el entrenador le dice: “No vas a jugar el partido porque esta semana casi no has entrenado”.  Supongo que habéis visto alguna cosa parecida alguna vez ¿no? O sea, un niño que no ha ido al cole, o que a veces el viernes sin ir al cole va a entrenar; se encuentra que lo castigan. ¿Por qué? ¿Por estar enfermo te castigan? Y luego nos quejaremos que han dejado el básquet o que no vienen motivados. Debería ser al contrario, cuando un niño sin estar al 100% a veces asiste al entreno hay que premiarle, aunque sea simplemente diciéndoselo: “oye muy bien el esfuerzo que has hecho” (ojo también con que un niño entrene sin acabar de estar recuperado, pero entendemos que si los padres  lo envían a entrenar es porque puede hacerlo).

Otro gran peligro con esto es el que todos sabemos que  ocurre: aprovecho que el más flojo del equipo ha estado enfermo para decirle que no venga, pero si es el mejor… ¿Hacemos lo mismo? Pues hay un único rasero para todos; el que está bien físicamente para jugar, juega. Luego ya los cuartos que juegue dependerá de lo que el entrenador crea, pero la oportunidad de ir a jugar el sábado, habiendo pasado una lesión o una enfermedad, se la merecen todos indistintamente del nivel que tengan.

Esto pasa con adultos también; una persona que ha estado lesionada o enferma, si está bien para el partido, entiendo que no salga de titular pero si el entrenador cree que debe salir no debería haber ningún problema. A lo largo del año esa persona quizás se ha puesto enferma 3 días y lo que se debería valorar es el año, no esa semana.

Partimos de la base que los jugadores de básquet si faltan es por necesidad, sino tenemos un problema. De la misma manera…  ¿Alguien cree que si el entrenador cae enfermo el Director Técnico lo castiga sin llevar el partido el fin de semana?

Hay que darles razones a los jugadores para que sigan motivados porque cuando se apuntan con 6 años esperan mucho de nosotros. Al menos la coherencia.

¡Un saludo a todos!

Mario Lousame

Entrenador de baloncesto

Soluciones fáciles

En este país, cuando algo no funciona, todos se inclinan por la solución más rápida.

Ken Kesey

Por más veces que lo vea, no deja de sorprenderme la cantidad de veces que para solucionar un problema, y ante diversas opciones o soluciones, la gente o las entidades se decantan por la más fácil. Personalmente prefiero no etiquetar a las soluciones como fáciles o difíciles, pero por norma se hace y se suele escoger la marcada como más fácil.images (1)

El mundo del deporte es un claro ejemplo aunque medidas clásicas adoptadas por la gran mayoría de las empresas también se podrían considerar así. Diría que la medida estrella es, en tiempos malos para un negocio, despedir al trabajador/a que salga más barato, no al que menos rinda. Es decir tomar la decisión fácil para la economía del negocio en ese momento, aunque eso sea un hipoteca en el futuro, obligándote a realizar más despidos o incluso a cerrar tu empresa.

Volviendo al deporte, y pensando principalmente en deportes colectivos, lo que demuestran muchas veces estas decisiones es una alarmante falta de coherencia. Considero que hay dos medidas que sobresalen por encima del resto: tomar medidas contra un jugador determinado y echar al entrenador.

En algún momento todos hemos visto a entrenadores que siempre realizan los mismos cambios, las mismas medidas disciplinarias, corrigen de una forma o de otra muy distinta según el jugador, convocan o desconvocan a jugadores que pueden salir de su control… Todo esto con excusas varias que le ayudan a justificarse y que aunque en algún momento sean las medidas oportunas o que ofrecen un mayor rendimiento sólo sirven para facilitar el momento, evitar que otro jugador se enfade o que la prensa diga que se equivocó al quitar a tal en ese momento del partido. Pensamientos que interceden en la lectura táctica que se realiza del partido y que impiden que desarrolle su trabajo ofreciendo el máximo de su rendimiento.20130605_present_djukic06

¿Cuántos entrenadores son cesados a lo largo de una temporada? ¿Cuántos de estos cambios sirven realmente para algo? Desde hace ya un tiempo, cuando se producen cambios en un banquillo del deporte que sea, procuro estar atento a qué otros cambios más se producen. Es muy habitual que al nuevo entrenador se le aporten un par o más de fichajes. También es habitual que esos fichajes ya fueran reclamados con anterioridad por el anterior técnico y se le negaran por cualquier motivo, el principal porqué los resultados en ese momento ya le parecían buenos a los dirigentes y entonces ¿para qué realizar esa inversión por más que el técnico te diga que en breve será necesaria? No se hace, en breve llegan los malos resultados, ultimátum, destitución del técnico, nuevo técnico que demanda esos fichajes, los fichajes se realizan en un momento de urgencia lo que conlleva que salgan más caros.imagen26572d

Estas dos acciones son incoherentes. Una por parte del entrenador que olvida su rol y las funciones que lo acompañan. La otra por parte de la directiva que toma decisiones olvidándose de que su primera decisión fue apostar por ese técnico y luego no escucha peticiones razonables, faltando al compromiso adquirido con ese entrenador.

La coherencia y el respeto a los compromisos adquiridos son dos claves cuando los problemas llegan. Algo que sucederá casi siempre ya sean en aspectos que dependan o no de uno. Cuando llegan, el enfoque que tomes decidirá tu toma de decisiones ante las posibles soluciones. Aunque si de verdad eres coherente tendrás claro que no existe la solución fácil o mágica y estarás en el día a día de tu proyecto para poder tomar mejores decisiones y anticiparte a lo que pueda pasar para poder mejorar tu planificación original.

Para todo problema humano hay siempre una solución fácil, clara, plausible y equivocada.

Henry Louis Mencken

Daniel Barreña

Coach deportivo y educativo

@dbarresi5

Gen proactivo: Belgrado BasketBall

Llega un momento en la vida en el que la sociedad te obliga a decidir tu futuro. En ese momento, yo tuve claro que quería ganarme la vida con algo que me gustara. El deporte y principalmente el baloncesto ha llenado mi vida. Pero todos sabemos que conseguir lo que quieres y deseas nunca es fácil.jordi samprieto

El día a día muchas veces te lleva de un lado para otro, trabajas hoy aquí y mañana allá. En uno de ellos te das cuenta que la rutina social no te aporta gran cosa y para los que tenemos el gen proactivo dentro, en ese instante se produce un clic que te hace replantearte aspectos y dar un giro a tu vida. Decidido. Iba a ganarme la vida y a vivirla plenamente con mi pasión: el baloncesto.

A partir de ahí necesitaba abrir la mente y dotar mi vida de nuevas experiencias. Pasando por EE.UU. al final llego a Belgrado y descubro una cultura baloncestística y una ciudad que me apasionan. Diferentes puestos de trabajo y nuevas experiencias en Nigeria para volver a Belgrado y tener claro que tenía que dar rienda suelta a esa proactividad en un proyecto propio. Así nace Belgrado BasketBall.

El Belgrado BasketBall (BBB) es un proyecto de y para el baloncesto, que nace con la intención de dar la oportunidad de conocer otra manera de ver baloncesto y el día a día en un entorno simplemente diferente. En función de lo que se demande, se organizan viajes, entrenamientos, campus y asistencia a partidos, tanto para jugadores, entrenadores o aficionados en general. Este fue el primer paso, pero no podía quedarse ahí.

El segundo paso era exportar esos campus de baloncesto. Traer a entrenadores serbios de primer nivel y organizar los campus en España. Acercar la experiencia de una cultura baloncestística de primer nivel a las puertas de tu casa. Y en eso seguimos con la nueva propuesta de campus de cara al verano 2014 con ofertas en Barcelona y Madrid para poder trabajar con entrenadores del Estrella Roja de Belgrado, entrenamientos en inglés y trabajar la mejora de la técnica individual basada en su metodología de trabajo. En el siguiente video y aquí toda la información.

Aquí no acaba todo. El proyecto crece y seguirá creciendo. Paso a paso.

Jordi Sampietro

Director y fundador de BelgradoBasketBall

Què és la pedrera? L’autèntica veritat

Avui dia, en el món del bàsquet i també de l’esport en general, estem cansats de sentir a parlar de la pedrera, altrament dita cantera, entesa com les categories inferiors dels clubs. Aquests pugnen tots per apuntar-se el mèrit de ser el club que més i millor cantera té, perquè això porta associats valors positius com treball de base, formació de joves o sentiment de club. Però, si aprofundim en el tema, veurem que no sempre és ben bé així. Molts d’aquests clubs, en realitat, el que fan és fitxar joves jugadors (quasi sempre menors d’edat) que despunten als seus clubs d’origen, i cada cop es fitxa en edats més precoces.descarga

És cert que, fitxant a un nen de deu anys, es requereix un bon treball dels entrenadors de formació per tal d’aconseguir que arribi fins a un nivell professional i, si ho fa, és inqüestionable que l’esportista estarà identificat amb el club. Però s’ha d’anar en compte amb aquesta estratègia acarnissada. El que acaba passant, i és el que trobem avui dia, és que la distància de nivell entre els clubs que fan això i els més modestos esdevé abismal. Els equips dels modestos acaben desestructurats, i les competicions catalanes de categories inferiors acaben sent un duel entre Penya i Barça (els clubs de bàsquet més grans a Catalunya), i pocs clubs més. Això no fa sinó perjudicar els propis clubs grans, que es troben amb només una desena de partits realment exigents per temporada.

A més, la majoria d’aquests nens fitxats tant i tant joves no acaben arribant a dalt de tot, només ho fa un de cada molts. Els pares, però, enlluernats per la trucada d’un club gran, no avaluen els pros i les contres i acostumen a llançar-se a la piscina. I els nens poden acabar frustrats, abandonant fins i tot la pràctica de l’esport en alguns casos. En resum, la formació de la persona queda relegada, i moltes vegades es corre el risc d’utilitzar el nen sense cap escrúpol.

n_f_c_barcelona_fcb_regal_b-5380523Els jugadors que arriben a dalt, realment, solen ser els que els clubs grans fitxen més tard. En aquests casos, doncs, el treball de base ja l’ha fet el club d’origen, no el que el fitxa, que se’n beneficia i a més se n’apunta el mèrit. Sí és cert, en aquests casos, que el club gran forma el jugador però només en una darrera etapa, i poc sentiment de club pot tenir un jugador fitxat als 16 anys, per exemple, després de deu al ser club d’origen.

En conclusió, el que podem dir és que el concepte de pedrera és molt ambigu i tergiversable. Avui dia, doncs, potser només a la categoria premini podem parlar de pedrera en el sentit pur de la paraula. En aquesta categoria (nens d’entre vuit i deu anys), els clubs no solen fitxar encara i és on es pot valorar realment el treball del club primer a l’hora de captar un grup de nens i després a l’hora d’ensenyar-los a jugar. Potser és aquesta l’única categoria on es podria fer una comparativa de la cantera dels clubs sense distorsions.

Albert G. Samaranch

Entrenador de Bàsquet

Fomentar la lectura

Cada cierto tiempo aparece alguna noticia que hace referencia a la cantidad de libros que se leen, el tiempo que se destina a la lectura o cualquier otro aspecto relacionado con este fundamental hábito que refleja cualquier aspecto negativo destacable. Casi al mismo tiempo se anuncia o se recuerda alguna iniciativa con la intención de fomentar la lectura. Personalmente no tengo la sensación de que la sociedad y sus dirigentes realicen esfuerzos verdaderos para poner solución a esta problemática.images2

Leer es fundamental para la formación personal del individuo. Ahora mismo no conozco ninguna actividad profesional en la que no sea necesario un nivel de lectura y comprensión lectora aceptable. No únicamente a nivel profesional. La lectura está muy presente en nuestras vidas, prácticamente su presencia es constante en la gran mayoría de actividades humanas. Leer es una necesidad vital. Es imprescindible para poder formarte, ampliar la perspectiva de enfoque que uno mismo tiene, enriquecer el vocabulario de cualquier idioma,… Se pueden leer libros, blogs, artículos específicos en webs temáticas, especificaciones técnicas,…

Por lo general, en la gran mayoría de proyectos con el fin de fomentar la lectura, la escuela tiene un papel esencial. El problema es que leyendo únicamente en la escuela no es suficiente y además de los modelos lectores presentes en el colegio, es fundamental e imprescindible la presencia de otros modelos lectores positivos fuera del horario escolar. Preferiblemente dentro del entorno más próximo. Es decir, en la familia deben existir esos modelos.

Otro aspecto que se debería trabajar es que la sociedad se convirtiera en un modelo de hábito lector positivo para todos. La riqueza de una sociedad se fundamenta en la riqueza cultural de las personas que la componen. El acceso a la cultura en general y a la lectura de calidad en particular se debe garantizar. Una forma es potenciando las bibliotecas y todas las actividades que se pueden realizar en ellas. Esto se realiza desde los colegios, pero el resto de instituciones debe colaborar en su promoción en pro de aproximarlas a la gente.

34050654Otra posibilidad es aprovecharse y sacar beneficio (cultural) de las “auténticas bibliotecas” de la sociedad: los transportes públicos. El metro o el bus, puede que más el metro o tren, son los sitios donde se pueden ver a más gente leer. Por suerte lee más gente de los que molestan “compartiendo” su música con los altavoces para todo el vagón. ¿De verdad no se puede sacar provecho de esto? Recuerdo tiempo atrás cuando las tarjetas de metro incluían descuentos de diversa índole. ¿Se podría promocionar la lectura a través de las tarjetas? Pienso que sí.

Una campaña más agresiva que se podría hacer sería repartir “premios” o regalos directos. Un trabajador de una librería o tienda cultural podría pasearse por el metro o coger un autobús y facilitar un descuento directo en la compra de libros o ebooks a las personas que fueran leyendo un libro o un libro electrónico. También podría hacerlo un miembro de la empresa de transportes y facilitar un descuento para el billete de transporte.

Seguramente se trata de opciones un tanto complicadas de realizar o sin un beneficio económico muy claro para quien las promueva. Pero se tratan de opciones que he pensado dedicándole un poco de tiempo al tema y se supone que las instituciones públicas y empresas del sector tienen personas que se dedican a esta clase de promociones. Seguro que se pueden mejorar y generar más opciones para promocionar la lectura que otorgarle todo ese peso a la escuela. Siempre y cuando a la sociedad le interese de verdad fomentar la lectura de sus miembros.

Daniel Barreña

Coach deportivo y educativo

@dbarresi5