Días de alegría

Serán las luces, el frio  o alguna de las cientos de cosas que se pueden alegar pero estos días se respira más alegría en el ambiente. Existe una actitud diferente ante diversas cosas que nos podemos encontrar paseando por la calle.tufet-011

En estos días nos es más fácil aceptar según que situaciones que observamos cómo puede ser ver a alguien cargando con paquetes envueltos en papel de regalo, ver a un hombre adulto junto a peluche esperando a que lo recojan, encontrarnos con personas disfrazadas por la calle que en lugar de pedirnos cosas nos ofrecen buenos presagios y algún dulce…

Todo esto es cuestión de actitud y durante este corto lapso de tiempo la predisposición general es positiva ante prácticamente todo, pienses lo que pienses sobre estos días. Incluso ante las cosas negativas (según lo que sea) te lo tomas con otra filosofía de vida. Siguen existiendo cosas a mejorar o situaciones complicadas pero es más fácil observarlas desde diferentes perspectivas.

¿Y después qué? Todo vuelve a la gris realidad y la actitud general fluctúa a nivel personal en función del momento que atraviese cada uno. Si buscas ejemplos por la calle te encontrarás cosas positivas y negativas por igual y cada uno las valorará bajo su perspectiva, el ambiente general será neutro y no irradiará esa positividad, ilusión, magia,…

La actitud, esa es la cuestión. Cada uno elige la actitud con la que vive y esa actitud favorecerá y marcará su presente. Con actitud sólo, sin un trabajo, una perseverancia que la acompañen, pocas veces se llega a algún sitio. Pero sin actitud seguro que la meta queda lejos e incluso muchas veces es complicado avanzar y dejar atrás la salida.

Cada uno decide cuántos días de alegría tiene a lo largo del año o si se conforma con los que la sociedad le obliga a tener. Personalmente, no me gusta que me obliguen a nada y prefiero decidir yo. No me bastan estos 15 días como máximo. Decido tener más y tener la actitud necesaria para que este deseo se convierta en realidad. ¿Y tú?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *