Insultos en las gradas

Soy un profesor de educación física y un apasionado del baloncesto. En este deporte, he realizado todas las funciones posibles: jugador, entrenador, árbitro, coordinador, directivo, padre de jugador,….

Me caracterizo por ser una persona tranquila al que le gusta ver las cosas con distancia y desde todos los puntos de vista.

Si una situación me ha llamado la atención en todos los deportes, es que los aficionados puedan increpar e insultar sin ningún tipo de problema a los jugadores y árbitros de un partido. No sé el motivo por el que estas personas al cambiarse de ropa y saltar al terreno de juego dejan de serlo y, por tanto, merecen este trato tan injusto.

610143_1

Como árbitro, he sufrido situaciones muy curiosas: como la de llegar a un pueblo y hablar respetuosamente con sus habitantes y estos mismos decirme de todo en la pista de baloncesto.

Lo que me encuentro en las gradas es un espectáculo lamentable, sobretodo, ver a padres que han perdido la razón delante de sus hijos. ¡Vaya ejemplo!

A veces me pregunto si el deporte es positivo para los niños (recuerdo que soy profesor de primaria y durante muchos años he entrenado a equipos de categorías inferiores). Pero lo que más me decepciona es que no sea posible un mundo deportivo diferente.

Por desgracia, no creo que las actitudes negativas de estos aficionados puedan cambiar. La sociedad las permite totalmente e incluso pienso que las apoya. De todas formas, si alguna persona tiene otro punto de vista estaré encantado de oírla.

Rafa Artero

Profesor de Educación Física

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *