Psicología, deporte y psicología deportiva

Para empezar me gustaría agradecerle al autor de éste magnífico blog la posibilidad que me ha dado de escribir unas líneas sobre un tema que me apasiona y poderlo compartir con todos vosotros.

En mi opinión hay que diferenciar varios aspectos de la psicología que a mi entender deben quedar claros para comprender la situación actual de esta profesión.

La psicología es en términos generales una ciencia que estudia el comportamiento de las personas a través de sus pensamientos y percepciones con tal de poder comprender futuras acciones o situaciones.

Dentro de ésta disciplina debemos separar lo que es la más pura psicología clínica o psicoterapia de otras vertientes de esta profesión. La psicología clínica se centra en tratar aspectos disfuncionales para la vida de las personas, para la salud mental del día a día, familiar o de pareja.

De esto entendemos que la psicología deportiva no se centra en aspectos tan puramente disfuncionales, sino que más bien trata los temas relacionados con cómo potenciar las competencias o habilidades mentales que intervienen en la práctica del deporte. Podemos incluir en estos aspectos que trabajamos, todo lo que tenga que ver con la práctica deportiva, evidentemente siempre teniendo en cuenta los aspectos relacionados con ello y el alcance de la demanda, ya sea para potenciar lo que hay, o bien para recuperar niveles conseguidos previamente de autoconfianza, concentración o motivación entre otros.

Dentro de lo que es la psicología deportiva, des de mi punto de vista, está una nueva forma de proceder al tratamiento con deportistas, entrenadores y demás que es el coaching. Una metodología de trabajo abierta a más profesionales que solamente psicólogos donde el objetivo es cómo conseguir crear un impacto en la persona con la que estamos, de forma no directiva y creando conciencia y recursos en el cliente para que descubra por sí mismo sus objetivos y la forma de conseguirlo.

Dicho esto, me gustaría compartir algunas reflexiones propias; y son las siguientes.

¿Qué nos aporta el deporte a nuestra salud mental?

¿Qué beneficios podemos tener practicando deporte?

¿Qué valor le damos a la práctica deportiva des de niños a hasta adultos y cómo esto repercute en nuestro día a día?

¿Llevamos a cabo una buena práctica deportiva en los clubes o instituciones con los jóvenes y también con los adultos?

¿Qué pasa  cuando llegamos a los 18 años?  ¿Qué influencia tiene el salto de la educación secundaria a estudios superiores en nuestra práctica deportiva? ¿Qué factores nos llevan al abandono total o parcial? ¿Qué influencia tiene esto en nuestra salud física y mental?

Son preguntas que podría responder, pero que me parece que de poco os serviría que yo os dijera lo que pienso.

Espero que estas cuestiones os hagan reflexionar sobre la práctica deportiva y su importancia a tener una salud mayor y más completa, porque el deporte nos da la oportunidad de relacionarnos, de liberar endorfinas que afectan a nuestro estado de ánimo, de mantenernos en la línea de nuestras motivaciones personales y conseguir disfrutar jugando.

Pensemos en el valor añadido que un psicólogo – coach deportivo puede dar al trabajar dentro de los clubes, federaciones y asociaciones deportivas, con deportistas, entrenadores, directivos y gerentes de clubes, árbitros y padres.coolImage3

Me gustaría para finalizar destacar el factor JUGAR, y es que a veces nos olvidamos que el deporte se juega, jugamos a baloncesto, a tenis, a golf, a futbol, a waterpolo, pero jugamos, y es que en la mayoría de nosotros la asociación que le damos a este verbo es de diversión, de distracción, incluso lo asociamos a la infancia, cuando no hay problemas cuando disfrutamos.

Entonces, juguemos al deporte, y pensemos en qué beneficios puede haber en el entrenamiento mental con profesionales como los psicólogos coach.

Sergi Torondel

Psicólogo – Coach deportivo

Psicoterapeuta

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *