Racionalizar horarios

La idea de cambiar los horarios a los que estamos acostumbrados lleva tiempo escuchándose pero parece que ahora la idea está cogiendo algo más de fuerza. Con la crisis económica, la conciliación familiar pasó a la historia. La idea de la gran mayoría era que había que trabajar más tiempo para poder salir de ella. Cantidad sin tener en cuenta la calidad de este tiempo invertido (ya hice referencia en parte a este tema en “Hiperconéctate y aprende a desconectar”).

Aunque el rendimiento laboral siempre ha sido un factor a tener en cuenta la verdad es que se ha premiado más la cantidad de tiempo invertido en realizar un trabajo que no la calidad del mismo. Ahora se es consciente de que ese rendimiento a nivel cualitativo pretendido depende de muchos factores, principalmente factores que son propios de la persona.

Esto choca con la cultura popular. ¿Estamos en crisis y tú vas a hacer que tus trabajadores salgan antes del trabajo? ¿Eres autónomo y no estás trabajando todo el día? Y todos conocemos como le cuestan los cambios a la sociedad….

Si una persona se encuentra bien en su vida personal o privada es algo que influye en su vida laboral y al contrario seguramente se nota aún más. Poder disponer de un tiempo razonable para ocuparse de esa parte de la vida es fundamental. ¿Pero que es un tiempo razonable?reyes_magos-reforma_laboral_trabajo_vida-familiar_milagro

Un día de muchas personas que trabajen puede ser algo parecido a esto: levantarse a las 7:30, entrar a trabajar a las 9:00 hasta las  14:00, tiempo para comer de 14:00 a 16:00 y luego vuelta al trabajo hasta las 19:00. Con alguna variedad en este horario que pueda hacer que como muy pronto la jornada laboral acabe a las 18:00. También se deben sumar los trayectos para ir o volver de trabajar, un aspecto más importante de lo que puede parecer. Alguno puede pensar que junto con el fin de semana, existe tiempo más que suficiente para la vida privada. Puede tener razón. Pero entra en juego otro factor: la sociedad en la que vivimos y sus horarios.

Al margen de los horarios comerciales, donde habría que diferenciar muy claramente entre las grandes superficies y los pequeños establecimientos, los horarios del resto de actividades de ocio no ayudan. Ni la gran mayoría de espectáculos o acontecimientos deportivos ni, principalmente, los horarios televisivos. El prime time cada vez se retrasa más y eso afecta a mucha gente para los que esa franja horaria es su única opción de desconexión más o menos real del resto de su vida. Esto provoca (aunque cada uno lo decide) que se reduzcan las horas de descanso de una gran mayoría.

Si se analizan las horas reales de desconexión, y las de sueño son las primordiales, estas no cumplen ni con la cantidad ni con la calidad necesaria. El estado con el que se llega al momento de dormir es importante y las actividades realizadas en las horas previas pueden marcar todas las horas de sueño.

Cambiar todo esto choca con la cultura popular que se resiste a los cambios. El mayor problema es que a muchos le cuesta entender que un cambio no es una reducción en una parte de los casos. Por ejemplo, al margen de reducir las jornadas laborales en según qué trabajos, en la mayoría, realizando un ajuste de los tiempos ya se incrementaría notablemente el tiempo disponible para el ocio. ¿Son necesarias 2 horas para comer o se puede invertir ese tiempo de otra forma?

A nivel educativo existen multitud de estudios realizados que apoyan las jornadas continuadas y no las jornadas partidas que reservan entre 1:30-2:00 para la franja de la tarde. La gran mayoría de las administraciones siguen considerando esta reivindicación del profesorado como una mera demanda laboral y la utilizan para la frase típica/tópica de “los maestros no quieren trabajar”.

Por más que la persecución a los docentes genere votos entre cierto tipo de personas, la realidad es que a nivel educativo el rendimiento y la calidad del aprendizaje cae en picado después de la pausa para la comida. El principal problema es que la sociedad ve a los colegios como una guardería estupenda y tocar sus horarios podría ser un problema para muchos, no porqué sus hijos/as puedan aprender más si no porqué no sabrían que hacer con ellos por la tarde. Las tendrían que organizar de una forma distinta.

Hace poco tiempo se tramitaba una propuesta para estudiar la racionalización de los horarios y junto con la publicación de un estudio relacionado, fue noticia la posibilidad de adoptar el horario que nos correspondería según Greenwich. En las noticias leídas o escuchadas me llamó la atención que el horario escolar se ponía como excusa. “Los niños saldrían del colegio de noche” se decía. No lo entiendo.vdm016i01

Los colegios no son guardaniños. Pienso que no es posible casar los horarios laborales con los horarios educativos. Pero la prioridad debe estar en asegurarse que el horario escolar sea el mejor posible para que se pueda desarrollar todo el talento y potencial del que disponen los niños y niñas que asisten al colegio. A su vez se deben crear los servicios necesarios para que una vez concluida la jornada escolar, se pueda alargar la estancia en los centros educativos en los casos en los que sea necesario. El horario escolar no puede estar al servicio del horario laboral.

Entiendo que una racionalización de los horarios para mejorar la conciliación familiar y el rendimiento laboral no tiene porqué ser a costa de tener a los alumnos dentro de un horario pensado para que no molesten. ¿O esa es la función de la educación? ¿No molestar a los que toman las decisiones? Yo no lo veo así.

Psicología, deporte y psicología deportiva

Para empezar me gustaría agradecerle al autor de éste magnífico blog la posibilidad que me ha dado de escribir unas líneas sobre un tema que me apasiona y poderlo compartir con todos vosotros.

En mi opinión hay que diferenciar varios aspectos de la psicología que a mi entender deben quedar claros para comprender la situación actual de esta profesión.

La psicología es en términos generales una ciencia que estudia el comportamiento de las personas a través de sus pensamientos y percepciones con tal de poder comprender futuras acciones o situaciones.

Dentro de ésta disciplina debemos separar lo que es la más pura psicología clínica o psicoterapia de otras vertientes de esta profesión. La psicología clínica se centra en tratar aspectos disfuncionales para la vida de las personas, para la salud mental del día a día, familiar o de pareja.

De esto entendemos que la psicología deportiva no se centra en aspectos tan puramente disfuncionales, sino que más bien trata los temas relacionados con cómo potenciar las competencias o habilidades mentales que intervienen en la práctica del deporte. Podemos incluir en estos aspectos que trabajamos, todo lo que tenga que ver con la práctica deportiva, evidentemente siempre teniendo en cuenta los aspectos relacionados con ello y el alcance de la demanda, ya sea para potenciar lo que hay, o bien para recuperar niveles conseguidos previamente de autoconfianza, concentración o motivación entre otros.

Dentro de lo que es la psicología deportiva, des de mi punto de vista, está una nueva forma de proceder al tratamiento con deportistas, entrenadores y demás que es el coaching. Una metodología de trabajo abierta a más profesionales que solamente psicólogos donde el objetivo es cómo conseguir crear un impacto en la persona con la que estamos, de forma no directiva y creando conciencia y recursos en el cliente para que descubra por sí mismo sus objetivos y la forma de conseguirlo.

Dicho esto, me gustaría compartir algunas reflexiones propias; y son las siguientes.

¿Qué nos aporta el deporte a nuestra salud mental?

¿Qué beneficios podemos tener practicando deporte?

¿Qué valor le damos a la práctica deportiva des de niños a hasta adultos y cómo esto repercute en nuestro día a día?

¿Llevamos a cabo una buena práctica deportiva en los clubes o instituciones con los jóvenes y también con los adultos?

¿Qué pasa  cuando llegamos a los 18 años?  ¿Qué influencia tiene el salto de la educación secundaria a estudios superiores en nuestra práctica deportiva? ¿Qué factores nos llevan al abandono total o parcial? ¿Qué influencia tiene esto en nuestra salud física y mental?

Son preguntas que podría responder, pero que me parece que de poco os serviría que yo os dijera lo que pienso.

Espero que estas cuestiones os hagan reflexionar sobre la práctica deportiva y su importancia a tener una salud mayor y más completa, porque el deporte nos da la oportunidad de relacionarnos, de liberar endorfinas que afectan a nuestro estado de ánimo, de mantenernos en la línea de nuestras motivaciones personales y conseguir disfrutar jugando.

Pensemos en el valor añadido que un psicólogo – coach deportivo puede dar al trabajar dentro de los clubes, federaciones y asociaciones deportivas, con deportistas, entrenadores, directivos y gerentes de clubes, árbitros y padres.coolImage3

Me gustaría para finalizar destacar el factor JUGAR, y es que a veces nos olvidamos que el deporte se juega, jugamos a baloncesto, a tenis, a golf, a futbol, a waterpolo, pero jugamos, y es que en la mayoría de nosotros la asociación que le damos a este verbo es de diversión, de distracción, incluso lo asociamos a la infancia, cuando no hay problemas cuando disfrutamos.

Entonces, juguemos al deporte, y pensemos en qué beneficios puede haber en el entrenamiento mental con profesionales como los psicólogos coach.

Sergi Torondel

Psicólogo – Coach deportivo

Psicoterapeuta

El waterpolo com a esport NO minoritari

Al plantejar aquest escrit, anava a parlar del waterpolo com esport minoritari o de l’èxit efímer del nostre esport quant a repercussió mediàtica i social. Però, no em dóna la gana ser un ploramiques.., o queixar-me de la nostra salut.., perquè penso que aquest sentiment d’inferioritat respecte d’altres esports o envers els mitjans de comunicació i la divulgació que fan, és un mal endèmic que hem de deixar enrere. La nostra clau i punt de partida, és que som diferents, únics, i a més som bons. Sumant els resultats exitosos (de les últimes temporades sí, però de les 2 últimes dècades també), el boom del waterpolo femení, la quantitat de clubs que competeixen en categories inferiors, el desenvolupament a millor de tots aquests, l’evolució del nivell de les diferents categories, el creixement dels tècnics…, hem de parlar de minoritari ? Nooooo !! No és el nostre sentiment, i menys en la nostra terra, Catalunya. Clar que podríem estar millor, però per això fem les coses, per anar tirant endavant, no enrere.seleccions catalanes campiones

Fent un cop d’ull, trobarem un any daurat de resultats, femenins sobretot: el 27 d’abril el CN Sabadell femení es proclamava a Hongria, i després d’un ambient infernal a semifinals, Campió d’Europa de waterpolo per clubs. El 2 d’agost, a les piscines Bernat Picornell de Barcelona, la selecció Espanyola femenina, quedava per primera vegada en la seva història, campiona del món, enmig d’una grada embogida. El 25 del mateix mes, a Volos, Grècia, les Juniors espanyoles aconseguien la medalla de plata en el seu Mundial sub20. I, per acabar-ho d’arrodonir, les més petites, les Juvenils, 2 setmanes més tard, el 8 de setembre, van ser subcampiones d’Europa sub17 a Istambul, Turquia. Espectacular, per dir-ho ras i clar, la temporada del waterpolo femení. I si tirem una mica més enrere en el temps, l’èxit veurem que no és fruit del no res. Medalla de plata femenina a als JJOO de Londres 2012, campiones del Món Junior elles a Trieste (Itàlia), i subcampions els nois Junior a Grècia al 2011. En el mateix estiu, les juvenils van fer 3s d’Europa a Madrid, i els nois a Rijeka (Croàcia), a part de la 1a Copa d’Europa del Sabadell femení. I no tiraré més enrere per no inflar-vos el cap…, però força medalles s’havien aconseguit i semifinals disputat ja.  I només parlo dels resultats internacionals, perquè a nivell nacional, els èxits són incontestables pel nostre waterpolo. I parlo de tot el waterpolo, sense discernir sexe o edat.

La meva idea no és comparar-nos amb altres esports, perquè tothom treballa al màxim de les seves possibilitats en funció dels recursos (humans i materials) de què disposi, però si repassem la resta d’esports del nostre país, sembla complicat trobar-ne alguns amb el mateix èxit, en diferents categories i gèneres (només vull citar el bàsquet, que any rere any rebenta tots els medallers en masculí, femení i totes les edats. BRAVO per ells!).

Aquests records dels últims temps, no fan res més que remarcar , i plasmar amb resultats les moltes i moltes hores de treball i volum de desig, il·lusió i ganes que inverteixen en el nostre esport, el waterpolo, tant els jugadors, com les jugadores, com els tècnics, i d’altres personatges pluriempleats (per dir-ho d’alguna manera, ja que fan absolutament de tot). Duen a la pràctica els programes esportius de clubs i federacions.

A nivell espanyol, ha pujat el nivell, el número de clubs, així com el desenvolupament del waterpolo, però a nivell català (que és del que realment tinc coneixement), l’augment dels últims anys ha estat exponencial, en jugadors, en equips, en estructura tècnica.., en evolució en definitiva.

Un exemple que així ho plasma es va produir el passat diumenge 6 d’octubre, en el qual, i coincidint amb la Copa Catalunya de Divisió d’Honor, se’ls va fer un homenatge a les 43 !! (sí sí, heu llegit bé, 43 !!) jugadores de waterpolo catalanes que van ser medallistes internacionals durant la última temporada, la 2012-13, a més dels 5 tècnics que van formar part dels exitosos staffs (de seleccions i club). Tots aquests guardonats, només són la punta de llança d’un esport, arreu vist com a minoritari, però que nosaltres considerem diferent i únic, i que a Catalunya, la nostra terra, és potentíssim, i gaudeix d’una salut boníssima en totes les edats i gèneres.  I pel que sé i conec, la “rebel·lió” d’aquest esport fora del nostre territori (País Basc, Navarra, Saragossa o Sevilla per citar exemples clars) també és important, i breguen dia a dia per créixer en tots els sentits, i sense pensar si són superiors, inferiors o iguals: ells treballen. I nosaltres.homenatge al waterpolo femení 2012-13

Clar que hi ha aspectes que no ajuden al nostre progrés i que preferiríem que fossin d’una altra manera, però per comptes de rendir-nos i ensenyar la bandera blanca, els entomem i “donem la volta” per seguir adaptant-nos i crear noves situacions profitoses. Per què, avui en dia, qui no té algun problema relacionat sobretot amb temes econòmics ??

Però, a nivell de clubs se les pensen i busquen per anar passant les penúries sense deixar d’invertir en el més important, el waterpolo en categories d’iniciació i formació. I per altra banda, des d’àmbits federatius, es va intentant adaptar les necessitats tècniques amb les possibilitats reals econòmiques (competició més ajustada, desplaçaments més curts, més competició concentrada en caps de setmana intensos…). I sempre amb la idea de fons, de concepte, que som “professionals” (aquesta paraula no va amb les hores, jornada o sou, i si amb la disposició envers la feina que té cadascú) del waterpolo, al cap i a la fi un esport, un dret i un plaer de la societat. Vaja, uns privilegiats, que formem i eduquem a través de l’esport.

Clar que voldríem sortir molt més en els mitjans de comunicació.., però no ens enganyem… El nostre país (ni Espanya ni Catalunya, no entraré en aquest discurs) no té cultura esportiva, té cultura futbolera ! I la resta a remolc, perquè el que la gent llegeix, mira, ven.., és futbol.., i una mica de bàsquet…d’Alonso i Nadal.., i poqueta cosa més. Llavors, la resta a “competir” perquè se’ns publiqui, escrigui, gravi i “doni bola” en comptades ocasions. I si en aquestes puntuals cites (grans events nacionals, però sobretot internacionals) apareixem, vol dir que ho estem fent bé ! Molt bé ! Encara que al cap d’un mes la societat se n’oblidi, seguirem treballant tot l’any, per tornar a aparèixer quan toqui, i per tornar a reunir i a emocionar a la massa social que s’enganxa amb les victòries i la èpica d’un esport tan sacrificat. Si durant la temporada esgarrapem algun article, algun document, algun tall a algun programa esportiu o d’actualitat…, benvingut serà !! I, creieu-me, a escala més petita, ja són moltíssims els clubs-federacions-associacions-jugadors-tècnics.., que han entrat en la era del 2.0, o sigui: perfils de twitter i facebook, blogs, pàgines web.., amb la qual cosa els que estem dins el “mundillo” del waterpolo tenim i ens donem tota la informació que puguem necessitar. Segurament si aconseguíssim dur aquesta a esferes més globals, creixeríem més, però mica en mica…entrenant (4)2

Ja per anar acabant, espero haver aconseguit el meu objectiu amb aquestes línies: sortir dels estàndards i dels prejudicis que ens veuen com un esport minoritari (digueu-li reivindicació si voleu). Ho diran “ells” (qui sigui), però per suposat que no ho pensem des de “dins”. No pensem en excuses, i sí en trobar solucions. No volem plorar, sinó canviar i adaptar-nos. No coneixem altra via que la feina i el treball. Segurament seguim els mateixos conceptes i filosofia de tants altres esports que vulgarment se’ls anomena “menors”, i que tant es valoren a sí mateixos. Aquest és l’únic camí: sentir-se totalment ple i realitzat, per, a poc a poc, pas a pas, anar aconseguint la mateixa visió dels que s’ho miren des de “fora”.

Ferran Plana i Agustí

Tècnic i amant del waterpolo

Limitacions adquirides

Cada curs que passo com a mestre ho veig més clar. Personalment m’encanta conversar amb els i les alumnes amb els que passo cada dia al llarg del curs i visc situacions de tot tipus. Converses diferents on la premissa principal per mi és escoltar i deixar que parlin i s’expressin sobre aspectes diferents de les seves vides.

Aquesta activitat, a més de ser molt interessant en general, també ho és per treballar l’expressió oral. Es parlen de temes que realment els interessen i que sovint no es poden tractar amb el grup classe i això els obliga moltes vegades a buscar un vocabulari al que no estan acostumats.

mo5_condiciones_para_la_mejora_clip_image001A aquestes converses he après moltíssimes coses que desconeixia o desconeixíem com a centre educatiu. Però sobretot m’ha fet veure la quantitat de limitacions i/o falses creences que tenen molts infants avui dia. Clarament aquestes limitacions no són pròpies i han sigut inserides dins la ment d’aquests nens per les diferents influències externes que conformen la seva vida: la família, l’escola, els amics, la televisió, la publicitat, etc.

El fet de compartir aquests pensaments amb algú ja ajuda a que es plantegin com són de certes aquestes creences. Generalment ho veuen com un problema poder canviar alguna d’aquestes coses. Llavors entra un plantejament que els ajuda molt a ser valents. Voler canviar quelcom no és un problema, és una oportunitat i no existeix la forma perfecta, tinc moltes opcions per poder canviar les coses per allò que desitjo o com a mínim que s’apropi.

Moltes vegades ens equivoquem quan els diem als alumnes que els problemes tenen diverses solucions. No ens enganyem. Quan ens plantegem una situació de la nostra vida com un problema el que busquem, moltes vegades de forma desesperada, és una solució que ens tregui el problema de sobre. El fet de plantejar les situacions que vius com a oportunitats per poder fer, poder decidir, i no com coses bones o problemes, et canvia la perspectiva amb que veus la situació. Això t’obre la ment a plantejar-te possibles accions a fer sense la interferència de buscar solucions màgiques.

Compartir les limitacions que t’han imposat, plantejar-te un canvi i veure tot això com si es tractés d’una possibilitat de decidir sobre una cosa teva, els fa retornar la imaginació, la il·lusió, el desig de fer i la creativitat en un dels seus estats més purs. Penso que són quatre aspectes que els ajudaran molt en el seu desenvolupament i preparació per enfocar la seva vida. Diuen que aquesta és una de les funcions de les escoles i dels mestres.

Hiperconéctate y aprende a desconectar

Llega octubre y la rutina de cada uno ya está establecida. El primer mes de pleno otoño que nos deja bien claro que las vacaciones de verano ya son historia. La rutina de cada uno variará según sus compromisos.

Cada día más, y en gran parte fruto de los avances tecnológicos, si no tenemos control sobre nuestras actividades, el trabajo se puede alargar de forma inconsciente. Recibo un mail de trabajo según llego a casa que no puedo dejar de mirar, una llamada, pienso en organizarme el día siguiente en el viaje de vuelta a casa o mientras recojo a los niños….

Una cosa es que los horarios laborales, en muchas profesiones liberales o empresas propias, queden desdibujados y no sean fijos, y otra cosa es que no exista control sobre ese tiempo laboral. Tener claro cuando trabajo y cuando no, es cuestión de profesionalidad, alguno lo duda pero para mí también lo es, y es cuestión de salud personal.qualityvsquantity11

Pienso que la palabra clave es calidad. Debes darlo todo en aquello que hagas e imprimirle el máximo de calidad posible a tu trabajo. Esto no quiere decir el mayor número de horas posible. Más horas no aseguran una calidad mayor. A este trabajo de calidad se le suma la aglomeración de información y medios tecnológicos que nos pueden ayudar, en unas profesiones más que en otras, en nuestro mundo laboral. Las opciones de reunirnos por Skype, grupos de trabajo de Whatsapp, compartir material con Dropbox, Drive o Mega, etc. nos facilitan el trabajo o por lo menos nos generan alternativas. Es lo que muchos llaman hiperconectarse. Estar conectado con todo lo necesario para realizar el trabajo de la mejor forma posible, máxima calidad en el tiempo necesario para realizar el trabajo.

El tiempo necesario. Concepto que también debe entenderse. Si doy de verdad mi máximo en todos los aspectos, tengo también un máximo de tiempo para rendir a ese nivel. Son necesarios descansos, pequeños breaks. Desconexiones de verdad que redirijan mi atención a otra actividad. Depende el trabajo o momento del día pueden ser 3 minutos (escuchar una canción) o en un viaje en metro de 10 mientras leo un libro que no tenga que ver con mis estudios o actividad laboral. En otros puede que necesite más tiempo: running de 30-45 min, partido de paddle de una hora u hora y media,…. Hasta llegar a la total para dedicarme a mí mismo, la familia o simplemente lo que me apetezca para desconectar del todo y dormir tranquilo.

Hiperconectarse al máximo para darlo todo en el tiempo necesario pero desconectar después es igual de importante o incluso más. La vida de hoy nos exige todo y nosotros debemos exigirle tiempo para nosotros. Depende de cada uno.