Asumiendo responsabilidades

“No puedes evadir la responsabilidad de mañana al evadirla hoy”

Abraham Lincoln

No estaría de más pensar en esta frase antes de tomar alguna de las decisiones tomamos de forma continua. Lamentablemente estamos mucho más acostumbrados a buscar excusas cuando estás decisiones poco o nada reflexionadas nos causan algún inconveniente. Es lo que nos muestran de forma constante los medios de comunicación y la gran mayoría de figuras públicas de mayor o menor importancia que salen en ella.

Estoy seguro que sí todos nosotros reflexionáramos mucho más y sobretodo fuéramos mucho más responsables y asumiéramos que podemos tomar buenas y malas decisiones, seríamos mucho más críticos con esos personajes públicos. La sociedad en la que vivimos,  refleja de forma constante que se ha pensado mucho más en cómo salir indemne de lo que me sale o hago mal que en la propia toma de decisiones anterior. También nos encontramos con los que piensan únicamente en el beneficio que pueden obtener rápidamente si les sale bien pero no responsabilizándose de nada si les sale mal.

¿Por qué pasa esto? Existen múltiples variables a considerar. A nivel social, considero que existe una permisividad con este tipo de situaciones. Es más, consideramos inteligente a la persona que consigue salirse con la suya sin tener ningún perjuicio incluso cuando nuestros propios valores nos dicen que debería ir a la cárcel, ser despedido,… Esta situación estamos cansados de verla en política, deporte o en el ámbito periodístico por ejemplo.

Esto lo transfieren muchas personas a su vida diaria. Entre las personas que toman las mínimas decisiones posibles, los que culpan a otros cuando ellos se inhiben en decisiones que les corresponderían y los que no se hacen responsables de las suyas encontramos a gran parte de los componentes de esta sociedad. Y así nos va.

Todo el mundo debe responsabilizarse de lo que puede controlar y decidir, asumiendo el posible éxito o fracaso. No criminalizando el fracaso. Siempre que tomo una decisión va a pasar algo. ¡Esa es la gracia!

A partir de ahí, no debo tirar la piedra y esconder la mano. Primero cada uno de nosotros para luego poder hacerlo con todos esos personajes patéticos que se ríen del resto. Todos debemos ser responsables. La sociedad sería muy distinta. No lo veo tan complicado y si que veo unos grandes beneficios para todos, pero claro no serán económicos generalmente…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *